masdehipodromos.com
martes 19 octubre 2021



- 09/10/21
ENTRE EL ARCO Y EL CHAMPIONS
Adayar, ante el duro reto de superar a Mishriff y recuperarse del Arco en dos semanas

por Ramiro Cibrián

Este año, las dos más grandes carreras del otoño francés e inglés están separadas por solamente dos semanas, lo que hace aún más difícil la ya de por sí inusual doble participación. Cuando llega el domingo del Arco se suele recordar el maleficio del St Léger: ningún caballo de 3 años que haya ganado la última clásica británica a mediados de septiembre en Doncaster, ha podido repetir a principios del octubre siguiente en Longchamp. Ballymoss (Mossborough) es el único que tiene en su palmarés ambos premios, pero logrados en años consecutivos, en 1957 y 1958. Este año existía la posibilidad de que el Godolphin Hurricane Lane (Frankel) rompiese el maleficio. Pero, tras imponerse fácilmente en el St Leger, solo pudo ser un buen tercero en el Arco, a ¾ de cuerpo de Torquator Tasso (Alderflug), sorprendente vencedor, y a una muy corta cabeza, lo que los ingleses llaman un whisker, de Tarnawa (Shamardal). Así que el maleficio, o lo que ustedes quieran llamarle, sigue vigente.

Torquator Tasso triunfa en el Arco. Foto:

  • Cualificados del turf internacional piensan que, después de la crisis que Godolphin atravesó hace casi 20 años (ruptura con Frankie Dettori, escándalo Al Zarooni, etc), Charlie Appleby es lo mejor que le ha ocurrido al Jeque Mohammed en mucho tiempo. Es un gran entrenador y una gran persona, y eso, con los magníficos caballos que Godolphin pone a su disposición, es fórmula exitosa segura. En efecto, los caballos entrenados por Appleby llevan ganados en 2021 más de una docena de grupos 1 (incluyendo los Derbys de Epsom e Irlanda y el citado St Leger). Y la cuenta seguirá seguramente de aquí a fin de año, pues aún quedan, entre otras, las reuniones del Champions Day en Ascot el 16 de octubre, y de la Breeders’ Cup en Del Mar, los 5 y 6 de noviembre, ambas con un excitante número de grupos y grados 1, en varios de los cuales los caballos de Appleby volverán a presentar su candidatura. Para los aficionados sensibles a algunas reconciliaciones fue particularmente emocionante ver como Frankie Dettori volvía a imponerse en grupos 1 con caballos del primer entrenador del jeque Mohammed, algo que no ocurría desde su traumática ruptura. Lo hizo en septiembre, en el hipódromo canadiense de Woodbine, y por partida doble: con Wild Beauty (Frankel) en los Natalma Stakes, para potrancas de 2 años y en la milla de los Summer Stakes con Albahr (Dubawi). Los viejos aficionados recordarán, bueno, recordaremos, que Natalma fue nada menos que la madre de Northern Dancer. El padre fue Nearco, una de las dos grandes joyas de Federico Tesio.

  • Normalmente los caballos entrenados por Appleby los montan William Buick, en primer lugar, y James Doyle, en segundo. Así ocurrió en el Arco, y así suele suceder en general, sobre todo en las carreras en Europa y, más aún en las de Inglaterra. Pero durante el año y medio de pandemia las montas han estado condicionadas por las dificultades que todos teníamos para viajar, incluyendo las a veces obligatorias cuarentenas, de las que no estaban excluidos los jockeys, por muy grandes que fueran. Esas razones, sumadas a la disponibilidad y excelente récord de Dettori en Woodbine, y el que Buick estuviese disputando (sin demasiadas probabilidades de ganarla) la estadística inglesa a Oisin Murphy, es lo que explica el citado reencuentro y el que algunos pudiésemos recordar con él los días más felices en los que Frankie, con Saeed Bin Suroor como entrenador, acumulaba triunfos por doquier para la chaquetilla azul real dubaitarra.

  • Esas dificultades de desplazamientos son las que en parte explican que 2021 haya sido un año excepcional para Ioritz Mendizábal. Quizás, y en mi opinión muy merecidamente, el mejor de su vida. Bastante olvidado, a pesar de su palmarés, por los grandes patios franceses en los últimos tiempos, resultó que uno de los que le recordaba bien era nada menos que Aidan O’Brien. Y eso le ha permitido disponer de montas de caballos de Coolmore cuando estos se podían desplazar a Francia, pero sus habituales jinetes irlandeses o ingleses, no. Y el resultado ha sido extraordinario, tanto para Ioritz como para los que han confiado en él. Con el excelente, y ya retirado, St Mark’s Basilica (Siyouni) fue capaz de hacer nada menos que el doblete Poule – Jockey Club y para rematar, ganó con Joan of Arc (Galileo) en el Prix de Diane. Nos alegramos mucho por el veterano jockey de Oyarzun, quien, como otros grandes de su generación (pienso, por supuesto en Dettori, pero también en José Luis Martínez, Gerald Mossé o, en los EEUU, en el propio Mike Smith) siguen disfrutando de grandes triunfos en una tercera edad profesional llena de sabiduría tufística y de experiencia en la silla.

  • A mediados de temporada, decía John Gosden, -quien, además de ser también un entrenador legendario es extrovertido-, que este año prácticamente no contaba con ningún tres años de calidad. Lo cual, en un patio tan numeroso y lleno de pedigríes extraordinarios como es el suyo, no deja de ser raro. Efectivamente, esa falta de buenos tres años explica en parte su ausencia en el Arco, una prueba que había ganado en tres de sus últimas seis ediciones, además de ensillar a la favorita de las dos anteriores a 2021. Sus lamentos, sin embargo, tienen que ponerse en el contexto adecuado. Porque, además de contar con algunos muy buenos dos años (su pupila Inspired (Frankel) ganó el viernes pasado, con Dettori, la Fillies’ Mile de Newmarket) presenta a dos de los favoritos más serios en las grandes pruebas del Champions Day: en el propio Champions Stakes correrá, en una distancia de 2000 metros que para él es mejor que los 2400 del Arco, su campeón Mishriff (Make Believe). Partirá favorito con una cotización de 7/4, por delante de Adayar, segundo favorito con 5/2, y que en mi opinión difícilmente superará en menos de dos semanas su gran esfuerzo en el Arco. Y en los prestigiosos Queen Elisabeth II Stakes tiene matriculado a Palace Pier (Kingman), imbatido en sus 4 salidas de este año, pero que solamente es segundo favorito (2/1) por detrás de la nueva estrella, Baaeed (Sea The Stars, 13/8), que también está imbatido en sus cinco carreras, todas también corridas este año. En resumen: que la temporada turfística de 2021 aún no ha dicho su última palabra, porque nos quedan las grandes carreras de Ascot y de Del Mar. Unas exquisiteces.










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite