masdehipodromos.com
viernes 2 diciembre 2022



- 09/05/22
Enorme sorpresa en el Derby de Kentucky RICH STRIKE gana a 81 a 1
Gran dominio de los O'Brien en las preparatorias para Epsom

por Ramiro Cibrián

Bien sabemos que a veces en las carreras, incluso en las importantes, no ganan los favoritos, sino los outsiders. Pero no es nada frecuente que en la carrera más importante gane el mayor de los outsiders. Es precisamente lo que pasó el sábado en la 148 edición del Derby de Kentucky, en la que, -contra todo pronóstico-, se impuso Rich Strike (Keen Ice) con cotización de 81/1, la más alta de la carrera, y la segunda más alta en la historia de la misma, desde que en 1913 un cierto Donerail ganase a 90/1. Es más: en principio el ganador no estaba entre los 20 potros que se habían ganado su participación gracias a los puntos obtenidos en las pruebas calificadoras de los dos meses anteriores. En el Derby de Kentucky participan 20 caballos como máximo, y Rich Srike era solamente el primer reserva. El viernes 6 de mayo fue importantísimo para el veterano y extraordinario preparador Wayne Lukas pues por un lado gano el Oaks con su pupila Secret Oath (Arrogate) y, por otro, y muy a ultimísima hora, retiró a Ethereal Road, otro de sus pupilos, del Derby, lo que abrió la puerta a la participación del que luego resultaría ganador.

 Foto: Getty

  • Todos los caballos que toman parte en un derby lo hacen por primera y última vez. Pero, obviamente, ese no es necesariamente el caso de propietarios, preparadores o jockeys. En el caso concreto de Rich Strike, todo su entorno participaba en el Derby de Kentucky por primera vez. El caballo procedía originalmente de la otrora prestigiosa Calumet Farm, en donde está estabulado su padre, Keen Ice. Este es un hijo de Curlin, ganador a 5 años de G2 y segundo de G1. Si nos guiamos por las estadísticas disponibles, en los 5 años que Keen Ice lleva en Calumet, sus resultados como reproductor han sido no ya discretos, sino francamente flojos (solamente 3 de sus productos aparecían antes del Derby 2022 con un mejor valor del Racing Post superior a la modesta cifra de 80). Por eso, no es de extrañar que cuando en septiembre pasado Rich Strike gano su maiden en Churchill Downs, Calumet Farm no tuviese mayor problema en venderlo por 30.000 US$. El comprador fue un cierto Richard Dawson, quien lo confió a su entrenador Eric Reed. Ambos son seguramente buenos profesionales pues, con visión realista, pusieron a trabajar a su nuevo pupilo en el modesto hipódromo de Turfway Park, cerca de Cincinnati, en el que se pueden obtener puntos para participar en el Derby. Fue a base de dos terceros y un cuarto puesto en Turfway Park como Rich Strike, montado desde el cambio de propietario por el jockey de origen venezolano Sonny Leon, había conseguido los puntos necesarios para ser primer reserva del Derby de 2022. La retirada in extremis de Ethereal Road permitió a Rich Strike y su entorno participar en el Derby de Kentucky, y ganarlo.

  • A pesar de la falta de experiencia en grandes pruebas, la carrera que Sonny Leon hizo con Rich Strike fue magistral, sobre todo cuando se sale del cajón 20, el más alejado de los palos, que prácticamente no te deja ninguna opción de colocarte en la recta inicial en cabeza o cerca de la misma. Sonny León ni lo intento, y aceptó sin problema, sin forzar de salida en absoluto, una posición inicial en cola de un pelotón muy estirado, que en el primer paso por la meta le dejaba a 20 cuerpos de la cabeza, pero que evitaba el ritmo frenético, y el correspondiente desgaste, de los que se la disputaban. Algunos de los favoritos, como Epicenter, (que con 41/10 fue el que partió con cotización más baja), Zandon (61/10), Messier (71/10), y Mo Donegal (101/10) se limitaron a ir tapados detrás de los de cabeza o en el centro del pelotón, esperando el desgaste de los punteros. Y lo mismo hizo Rich Strike, solo que cerca de la cola. Mediada la curva final ese desgaste se produjo. Y ocurrió entonces, sin mayores interferencias, un barullo importante entre los punteros, que ya no podían más, y los que venían desde detrás con reservas, que trataban de pasar. Entre estos últimos destaco pronto Epicenter (Not This Time) , el cual, con el veterano Joel Rosario en la silla, y ya entrado en la recta final, pudo ponerse en cabeza a unos 300 metros del poste y se puso a defenderla.

  • Comparativamente, Rich Strike tenía una tarea mucho más ímproba, pues cuando se lanzó la carrera estaba por lo menos a 7 cuerpos y una docena de corredores por detrás de Epicenter. Sonny León resolvió el problema con una brillante lección de paciencia y energía. Mucho mejor que todo que yo pueda contarles es que, si pueden, lo vean en este video cenital, en donde aparecen señalados los dos contrincantes

  • León, evidentemente, tenía muchísimo caballo debajo. Esperemos, naturalmente, que ningún análisis diga lo contrario. Su mérito consistió, sobre todo, en haber sabido medir los tiempos extraordinariamente bien, esperando cuando tenía que hacerlo, cambiando de carril cuando tocaba, y empujando con energía decisiva en los cien metros finales que le dieron la victoria.

  • Los demás participantes los podemos dividir en dos grupos: por un lado, están los que corrieron bien, haciendo la carrera de espera que pensaban hacer, rematando en la parte final y quedándose con las colocaciones. Aquí hay que ubicar al citado pupilo de Steve Asmussen Epicenter, que fue buen segundo al segundo favorito Zandon (Upstart, 61/10) que con Flavien Prat hizo una carrera parecida a la de Epicenter, pero viniendo más tarde y de más atrás. Y a las montas de los hermanos Ortiz, la de José, que con el también outsider Simplification (Not This Time, 35/1) fue un buen cuarto y la de Irad Jr., Mo Donegal (Uncle Mo, 101/10) que fue quinto. Y luego, por otro lado, están los que tuvieron una mala carrera y defraudaron. Aquí yo mencionaría a los dos ex pupilos de Bob Baffert: tanto a Messier, que con John Velazquez figuró cerca de la cabeza en la primera parte, pero desapareció en cuanto las cosas se pusieron serias y a la monta de Mike Smith Taiba (Empire Maker, segundo favorito a 58/10) que no llego a figurar en ningún momento.

  • Se trató, en resumen, de un Derby de Kentucky especial. Me decía un amigo, no aficionado, que lo había ganado un patito feo. Pues no. Patitos feos había varios, pero lo gano el más feo, al que solo se le permitió participar in extremis. Los buenos aficionados disfrutan de estas victorias sorpresa que algunas raras veces consiguen caballos, propietarios, entrenadores y jockeys comparativamente modestos. En las carreras, por lo menos en las americanas, casi todo sigue siendo aún posible. Ahora toca revalidar esta victoria, si se puede, en las dos escalas restantes de la Triple Corona americana: el Preakness Stakes de Pimlico Park en Baltimore, y el Belmont Stakes de Belmont Park en Long Island.

  • En cuanto a nuestro Derby por excelencia, que además del de Villapadierna es el de Epsom, lo importante de la semana pasada es la extraordinaria racha de victorias que en las pruebas preparatorias lleva, a falta solamente de las de la reunión de York, Aidan O’Brien y sus pupilos del consorcio Coolmore. Todas ellas, además, logradas con hijos de su gran semental Galileo. La estrella de Coolmore falleció en 2021, así que es posible que aún nos queden unas cuantas potradas. Aunque la del año pasado fue comparativamente decepcionante, la actual tiene el mejor aspecto. Les resumo telegráficamente. Si consideramos las preparatorias del Derby que se celebran después de las Guineas, los hijos de Galileo entrenados por Aidan O’Brien y montados por Ryan Moore se han impuesto en todas las relevantes celebradas hasta ahora.

  • En orden cronológico la lista incluye el Chester Vase, sobre 2500 metros, ganado por Changingoftheguard, batiendo al bien considerado Godolphin de Charlie Appleby New London (Dubawi) el Dee Stakes, que también se corre en Chester, pero sobre 2100 metros, ganado por Star Of India el prestigioso Lingfiel Derby Trial, sobre 2300 metros, ganado por United Nations imponiéndose a los también buenos Godolphin Walk Of Stars (Dubawi) y Natural World (Frankel) y, finalmente, por ahora en espera de lo que suceda este jueves en el Dante Stakes de York, la victoria de Stone Age en el Derby Trial Stakes de Leopardstown, sobre 2100 metros. No recuerdo, en mi vida de aficionado, una hegemonía preparatoria semejante de un semental, unos propietarios, un entrenador y un jockey. Habrá que ver en que se traduce el día de la verdad, que será el sábado 4 de junio en los Downs de Surrey. Hasta el fin de semana pasado el favorito ante post para el Derby era, con cotización de cerca de 2/1, Luxembourg. Es también otro pupilo Coolmore/O’Brien, pero hijo de Camelot. Su buen tercer puesto en las 2000 Guineas le había confirmado como gran candidato para el Derby. Sin embargo, como la perfección no existe, y en el turf menos que en ningún otro sitio, Luxembourg sufrió la semana pasada un importante problema muscular que le va a tener parado entre 4 y 6 semanas, y que por tanto le descarta definitivamente para el Derby. Como resultado, el primer favorito es ahora Stone Age (5/2) seguido del pupilo de Sir Michael Stoute Desert Crown (Nathaniel, 11/2), al que seguramente veremos este jueves en el Dante. Le siguen en cotizaciones Changingoftheguard (13/2) y el Niarchos entrenado por Donacha O’Brien Piz Badile (Ulysses, 7/1). Y luego, ya a 10/1 o cifras superiores vienen Star Of India, United Nations y Walk Of Stars.

  • Termino con unas líneas para los respectivos Oaks. El de Kentucky, como ya he mencionado, fue ganado por la potranca Secret Oath, hija del malogrado Arrogate. Está entrenada por el veteranísimo Wayne Lukas, que a sus 87 años sigue ensillando campeonas. Secret Oath estuvo enérgicamente montada por el panameño Luis Saez, uno de los mejores continuadores de la estirpe de jockeys panameños que triunfan en los EEUU y que Lafitte Pincay Jr. llevó a los niveles más altos. En cuanto al Oaks de Epsom, y a falta de correrse este miércoles en York los Musidora Stakes, -que es la prueba para potrancas equivalente al Dante-, el favoritismo está encabezado por la Coolmore/O’Brien Tuesday (Galileo, 7/2), buena tercera, yendo a más, en las 1000 Guineas. Le sigue de cerca la Gosden Emily Upjohn (Sea The Stars, 4/1), que reapareció victoriosa en el año y seguramente correrá en York. Y luego ya, con la misma cotización de 7/1, aparecen las Godolphin de Charlie Appleby, Life of Dreams (Dubawi) y With The Moonlight (Frankel) y la potranca entrenada por Joseph O’Brien Tranquil Lady (Australia). Eso es todo por el momento, en espera de lo que nos deparen esta semana las dos carreras preparatorias de York,










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite