masdehipodromos.com
domingo 7 agosto 2022



- 02/06/22
LA 243 EDICIÓN DE LOS DERBY STAKES
EN MEMORIA DE LESTER PIGGOTT

Desde Londres Ramiro Cibrián

Aunque para morirse casi ningún momento suele ser bueno, en Inglaterra se dice que, sobre todo, no conviene hacerlo en la semana anterior al Derby. Pues bien, incluso en esto Lester Piggott ha sido excepcional. Falleció en Suiza el domingo pasado, con el efecto de que las previas del Derby y del Oaks, tan habituales estos días, han tenido forzosamente que dejar paso a los obituarios y las necrológicas. En opinión de muchos Lester fue, sin exageración, el mejor jockey europeo del siglo XX. Pero para los muy entendidos fue incluso algo más que un gran jockey. Fue lo que en inglés se dice un horseman, alguien que entendía y se entendía con los caballos. Sabía mejor que nadie, incluso mejor que los entrenadores, cómo eran, qué querían y qué necesitaban. Y como jockey eso le permitía frecuentemente obtener resultados que los demás no lograban.

  • Nacido en 1935, en una familia inglesa de jinetes y entrenadores importantes, sobre todo en vallas, comenzó a montar a los 12 años. Su carrera como jockey, (con alguna interrupción notable durante la cual, además de entrenar, tuvo que arreglar un malentendido importante con Hacienda, pues había insistido más allá de lo razonable en no declarar sus ganancias en el extranjero), abarcó casi 50 años, hasta 1995. Los puntos fuertes de su palmarés son, sin duda, los 9 Derbis y las 30 clásicas británicas que ganó. Y entre sus muchas montas legendarias se suelen mencionar la Breeders’ Cup Mile que ganó con Royal Academy en 1990 en Belmont Park, solo diez días después de volver a la competición tras 5 años de parón como jockey, y sus éxitos en 1991-1992, con casi 50 años de edad, con Rodrigo de Triano, el último gran caballo que montó, imbatido en 5 carreras a 2 años y ganador a 3 de las 2000 Guineas, el York International y el Champions. A lo que los españoles podemos añadir, sin reserva alguna, su triunfo con Toté (e incluso su segundo puesto con Akelarre) en sendas ediciones del Gran Premio de Madrid. Toté era un buen caballo, no necesariamente el mejor, pero uno al que Lester no tuvo ningún problema en sacarle su valor máximo cuando hizo falta.

  • Cazoo Derby Stakes (en memoria de Lester Pigott) e irá precedido de un minuto de silencio. Cazoo, para los curiosos, es una exitosa empresa de venta de coches online y el patrocinador del Derby 2022.

     Foto: Aron Health

  • Dicho esto, lo interesante del Derby y del Oaks de este año es que ambos tienen a priori favoritos claros. Como seguramente saben, antes de las Guineas y, sobre todo, en los 10 días subsiguientes, se celebran en diversos hipódromos ingleses e irlandeses una serie de pruebas preparatorias que suelen servir para aclarar bastantes dudas sobre quiénes pueden partir como favoritos el primer fin de semana de junio en los Downs de Surrey. En mi anterior artículo les decía que en las cuatro preparatorias del Derby más relevantes celebradas en la semana tras las Guineas se habían impuesto, en todas ellas, ejemplares de Coolmore/Ballydoyle, todos ellos entrenados por Aidan O’Brien, hijos de Galileo y montados por Ryan Moore. Algo impresionante, pues aunque Aidan O’Brien tiene ya ganados un total de 8 Derbis, incluidos 6 de los 10 últimos, una superioridad semejante en las preparatorias yo no recordaba. Lo cual, naturalmente, hizo que sus cuatro pupilos ganadores ocupasen las plazas más jugadas en las apuestas, con preferencia para Stone Age, un nieto materno de Annaba, ganador de sus dos carreras de este año, incluyendo la preparatoria de Leopardstown.

  • Sin embargo, mi artículo anterior estaba escrito antes del Dante Stakes, que se corre en York sobre 2100 metros 11 días después de las Guineas y es quizá la preparatoria que, como referencia, más gusta a la cátedra. En ella el guion favorable a los Galileo se rompió, no porque no corrieses uno (Bluegrass, con madre por Showcasing corrió y fue tercero) sino porque se impuso, también con mucha autoridad, Desert Crown, un potro por Nathaniel (es decir, hermano de Enable), entrenado por Sir Michael Stoute y del que ya se tenían buenas referencias por su anterior carrera, un maiden que había disputado y ganado el año pasado en Nottingham. El mundo de las grandes pruebas anglo-irlandesas ha estado en los últimos años tan dominado por Coolmore, Godolphin y el patio de los Gosden que tendemos a olvidarnos un poco de figuras como Sir Michael Stoute, un magnífico entrenador, que en los últimos años ha estado en horas comparativamente bajas, pero que cuenta en su palmarés con nada menos que 5 Derbies ganados, el último en 2010 con Workforce (King’s Best) , batiendo el record de la prueba y con Ryan Moore en la silla. La victoria de Desert Crown en el Dante le ha colocado como primer favorito y ahora mismo cotiza con los bookies a no más de 13/8. Será seguramente montado por Richard Kingscote, que es su jinete habitual. Le sigue (7/2) el citado O’Brien Stone Age, al que seguramente montará Ryan Moore. Y luego va (6/1) el reenganchado Godolphin de Charlie Appleby Nations Pride(Teofilo). Al principio de la temporada Appleby tenía quizás más confianza para el Derby en potros como Walk Of Stars (Dubawi) o Nahanni ( (Frankel). Pero el primero de ellos estuvo muy batido por el Galileo de turno (United States) en el Lingfield Derby Trial y ahora cotiza a 16/1. Y el segundo no ha corrido en lo que va de año y está a 20/1.

  • Entre los potros que no figuran entre los primeros favoritos me gustaría citar al Niarchos Piz Badile, que forma parte de la primera potrada del buen Ulysses. Está entrenado en Irlanda por el joven Donnacha O’Brien, será montado por Frankie Dettori y cotiza 9/1. Me gusta también Eydon (Olden Times, 20/1) que quedó cuarto en las Guineas, está entrenado por Roger Varían y será vuelto a llevar por David Egan, primer jinete del príncipe saudí A A Faisal, propietario del caballo. Completan las primeras cotizaciones dos de los Galileo ganadores de preparatoria: Changingoftheguard, ganador del Chester Vase, que está 9/1. Y Star Of India, ganador del Dee Stakes, con cotización para el Derby de 16/1. Es precisamente la misma cotización que tiene Westover, un Abdullah hijo de Frankel, cuya solvencia como padre de ganadores de clásicas está ya muy bien confirmada. Westover está entrenado por Ralph Beckett y será montado por Rob Hornby.

  • Se trata, en resumen, de un Derby al que las preparatorias lo han dejado bastante bien definido, con un favorito claro, Desert Crown, que puede quizás romper la hegemonía de los últimos años de Coolmore y Godolphin y dar al veterano Sir Michael Stoute la satisfacción de un sexto triunfo en la prueba. En el Oaks las cosas están aún más claras si cabe, pues John y Thaddy Gosden vuelven a tener una gran potranca, que parte como favorita. Hablamos de Emily Upjohn, una Sea The Stars, imbatida en sus tres salidas a la pista, incluyendo el Musidora Stakes de York, que es el equivalente del Dante para potrancas. John Gosden, siempre prudente, ha sido categórico al declarar que sería improcedente decir de Upjohn que está en la misma categoría que Enable, pero sí que es comparable a la excelente Taghrooda, también por Sea The Stars, ganadora del Oaks en 2014. La favorita cotiza 6/5 y estará montada por Frankie Dettori, ganador de la prueba en 6 ocasiones anteriores. Hablando de tendencias, es interesante remarcar que desde el triunfo de Taghrooda en 2014 todas las ediciones subsiguientes del Oaks han sido ganadas por el propio Gosden (con Enable y Anapurna) o por Aidan O’Brien, en las cinco ocasiones restantes. Así pues, en lo que a potrancas respecta, estamos ante una auténtica hegemonización de la carrera por parte de estos dos grandes patios.

  • De hecho, la segunda favorita del Oaks 2022 es, con 4/1, otra Gosden, Nashwa (Frankel) también buena ganadora de sus dos carreras en 2022, y que será montada por la pequeña pero muy grande Hollie Doyle. Tras las dos primeras favoritas de los Gosden aparecen, pero ya con cotización de 9/1, dos pupilas Coolmore de Aidan O’Brien: Tuesday (Galileo) que fue buena tercera de las Guineas y será montada por Ryan Moore y Concert Hall, por Dubawi y Was (ganadora de la prueba en 2021) que será pilotada por Seamie Heffernan. A anotar que desde su primer triunfo con Shahtoush en 1998 Aidan O’Brien ha ganado los Oaks en 9 ediciones. La hegemonía, por lo menos en las apuestas, de los grandes propietarios y patios la subraya el hecho de que la quinta favorita (10/1) es la Godolphin/Appleby With The Moonlight, una Frankel ganadora el 1 de mayo de una carrera sobre 2000 metros en Newmarket. Las dos siguientes en las cotizaciones, con 14/1, son también O’Brien. Ambas vienes de ganar su última carrera. Una de ellas, Thoughts Of June (Galileo), está entrenada por Aidan y será montada por Wayne Lordan. La otra, Tranquil Lady (Australia), la entrena su hijo Joseph y la llevará Tom Marquand. Todas las demás candidatas a la gloria del Oaks cotizan con valores de 16/1 o superiores. Al igual que el Derby, estamos ante un Oaks que las preparatorias han dejado bien definido y en el que en principio los grandes patios, o lo que es lo mismo, los grandes propietarios, participan con las principales favoritas. Habrá que ver si, al igual que lo que pasó en Kentucky, no salta en Epsom también alguna gran sorpresa.












  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite