masdehipodromos.com
domingo 7 agosto 2022



- 29/06/22
VADENI, renganchado y favorito del ECLIPSE
El del Aga Khan, a revalidar su triunfo del Jockey Club

por Ramiro Cibrián

De las grandes carreras veraniegas del turf europeo, el Eclipse Stakes de Sandown es una de las más interesantes pues es, si no me equivoco, el primer G1 en el que los caballos y yeguas de edad se pueden medir, a pesos por edad y sexo, naturalmente, con los tres años. Algunos de los enamorados del precioso y selectivo hipódromo de Sandown nos quedamos casi sin respiración este pasado invierno cuando nos enteramos que se había dado luz verde a un proyecto inmobiliario para construir en sus terrenos un proyecto residencial importante. Afortunadamente, pudimos respirar tranquilos al comprobar que el hipódromo de Sandown en cuestión no era el cercano a Londres, sino otro con el mismo nombre que está en Australia. Los proyectos inmobiliarios en los hipódromos son tan frecuentes y atosigantes que ya casi nada nos sorprende del todo.

 Foto: Getty

  • El caso es que, afortunadamente, el turf del Sandown de Surrey sigue estando en su sitio y el Eclipse Stakes se sigue celebrando el primer sábado de julio, justo después de los grandes hitos que suponen los derbis –(el de Epsom y el de Irlanda)- y el gran festival del Royal Ascot, en el que todas las pruebas importantes están separadas como mínimo por edad, y frecuentemente también, por sexo. En comparación con las clásicas inglesas, el Eclipse es una prueba reciente. Se inauguró en 1886, solamente 30 años antes que el primer Gran Premio de San Sebastián, para que se hagan ustedes una idea. Sin embargo, su importancia contemporánea, medida por el nombre de sus ganadores, es enorme. Si nos fijamos solamente en los de este siglo, aparecen entre ellos nada menos que Giant’s Causeway, Falbrav, Refuse To Bend, Sea The Stars, Nathaniel, Golden Horn, Roaring Lion, Enable y St. Mark’s Basilica. Y créanme que es esta solamente una selección de los que me parecen muy buenos y que me dejo en el tintero nombres importantes, pues no hay sitio para todos.

  • Decía que el Eclipse es la primera gran confrontación, sobre 2000 metros, entre caballos de edad y tres años. Incluso esta afirmación se puede matizar, pues el fin de semana pasado, en el contexto del festival del Derby irlandés en el Curragh, se corrió el Pretty Polly Stakes, que es también un G1 sobre 2000 metros, solo que reservado a potrancas y yeguas. No tiene un palmarés remotamente comparable al Eclipse y este año, por lo que pueda servir de indicación, las potrancas de edad se impusieron nítidamente, ocupando las tres primeras plazas. La primera tres años fue la O’Brien Concert Hall (Galileo) que fue cuarta, como lo había sido también un mes antes en las 1000 Guineas irlandesas, en el mismo escenario. Pero el punto importante es que ninguna de las consideradas mejores potrancas de esta generación (las medio fondistas Tuesday (Galileo) y Emily Upjohn (Sea The Stars) , y las milleras, Homeless Songs e Inspiral, ambas por Frankel), no participaron. Tuesday sí lo hizo en el Derby irlandés, en el que partió favorita, pero pudo ser solamente cuarta, bien batida por Westover (Frankel) y también por los potros Piz Badille (Ulysses) y French Claim (French Fifteen) . El buen valor del Derby como referencia se confirma por estos primer y segundo puestos en la versión irlandesa de los que fueron tercero y cuarto en Epsom. Además, si se quiere, también por la victoria del O’Brien Changingoftheguard (Galileo) en el G2 King Edward VII Stakes del Royal Ascot, tras haber sido quinto en el Derby.

  • Con esta tela de fondo, las expectativas para el Eclipse de este año vuelven a ser importantes, especialmente si se tiene en cuenta que el Aga Khan Vadeni (Churchill) , -brillante ganador del Jockey Club de Chantilly el pasado 5 de junio con récord de distancia al segundo desde que la prueba se recortó a 2100 metros- ha sido reenganchado, y es ahora el favorito, con cotización de 2/1. Está entrenado por Jean-Claude Rouget, ganador de 4 de los últimos 7 Jockey Club, y será montado por Christophe Soumillon, lo que suele ser una garantía. El segundo favorito (3/1) es ahora el especialista en distancia e hipódromo Bay Bridge (New Bay) . Está entrenado por Sir Michael Stoute y será montado por Richard Kingscote, la pareja ganadora del Derby con Desert Crown (Nathaniel). Bay Bridge se presentó en el Royal Ascot imbatido en 5 carreras desde abril de 2021 (si bien solamente una de ellas de nivel G3), y defraudó un poco, pues solo pudo ser segundo en el Prince of Wales’s Stakes, detrás del irlandés de Joseph O’Brien State of Rest (Starspangledbanner), “culpa”, entre otras razones de la excelente monta que Ryan Moore le hizo a este último.

  • El tercer favorito (7/2) es el Godolphin de Charlie Appleby Native Trail (Oasis Dream) , brillante ganador de las 2000 Guineas irlandesas y segundo de las de Newmarket, donde solo fue batido por su compañero de patio Coroebus (Dubawi) . El origen y la forma de Native Trail son magníficos, pero no estoy seguro de que un hijo de Oasis Dream pueda imponerse en 2000 metros con esta compañía. Viene luego en la escala de cotizaciones (7/1) el Gosden de 5 años Mishriff (Make Believe) . Es el caballo con más valor con diferencia y, aún con más diferencia, el que más dinero ha ganado, gracias a sus triunfos en 2021 en la Saudi Cup y la Dubai Sheema Classic. El problema de Mishriff es su forma actual. Tras reverdecer laureles en el York International en agosto pasado, tuvo una mala carrera en el Champions en octubre, y una pésima reentrada este año en la Saudi Cup, en la que ni siquiera pudo seguir el ritmo. Habrá que ver lo que los Gosden han podido hacer con él desde el pasado febrero.

  • Con la misma cotización de 7/1 está el Godolphin de Bin Suroor <i>Real World (Dark Angel) . Fue un buen segundo del imbatido Baaeed (Sea The Stars) en el inaugural Queen Anne Stakes (G1) del Royal Ascot. En mi opinión Real World es un caballo que está en forma, pero al igual que con su compañero de colores Native Trial, me cuesta ver a un caballo con su origen (y con sus mejores actuaciones en la milla) imponerse en este hipódromo y con esta compañía. Con una cotización un poco más alta (8/1) está Alenquer (Adlerflug), entrenado por William Haggas y al que montará Tom Marquand. Viene de ganar el pasado 22 de mayo la Tattersalls Gold Cup del Curragh sobre 2100 metros y con terreno bueno, batiendo a domicilio a un par de O’Briens, lo que no deja de tener su mérito. Es posible que su candidatura mejore si el terreno en Sandown está del lado blando.

  • Termino esta evaluación precisamente con el O’Brien Stone Age (Galileo), buen ganador de la preparatoria del Derby en Leopardstown, pero que solamente pudo ser sexto en Epsom. Cotiza 16/1 y eso, para un caballo de O’Brien que será montado seguramente por Ryan Moore, parece una cotización atractiva.

  • Las precisiones meteorológicas en Londres para los tres próximos días son más bien lluviosas. Si se confirmase un terreno blando, mucho de lo dicho anteriormente sería revisable. No hay que olvidar que hasta ahora casi todas las pruebas importantes disputadas este año en Europa se han llevado a cabo en terreno bueno o más firme que bueno. La única excepción relevante ha sido el Jockey Club de Chantilly, que se corrió sobre blando. Por eso, un terreno así no haría sino reforzar la candidatura de Vadeni. La solución, este próximo sábado.










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite