masdehipodromos.com
miércoles 22 noviembre 2017



Gran Bretaña - 07/12/02
NOTICIAS DEL DERBY
SEGURIDAD: se reduce el número máximo de partants para evitar accidentes- CONDICIONES de INSCRIPCIÓN: se retocan algunos aspectos

Por CFGD

El 11 de Septiembre pasado -¡Vaya fechita!- , en la última de las reuniones que tienen lugar en el sagrado recinto de Epsom, se producía la caída de SHUWAIL, un pupilo de Mick Channon, en un hándicap con 23 partants sobre 2400 metros de distancia, es decir, sobre el recorrido exacto del Derby. Lamentablemente, SHUWAIL no pudo recuperarse de las lesiones sufridas como consecuencia de una caída que le resultó fatal.

Airadas voces de protesta se volvieron a elevar desde el cuarto de jockeys que, ya en ocasiones anteriores, venían reclamando una reducción de los lotes en distancias entre 2000 y 2400 metros, ya que las montas en lotes tan numerosos representaban un peligro muy serio. En efecto, es esta una controversia que viene de lejos porque ya en 1995 se reducía de 33 a 30 el número máximo de partants autorizados para la pista en 2400 metros, justo al año siguiente de la victoria de ERHAAB sobre 24 rivales. Nunca ha cesado, sin embargo, la preocupación de los jockeys en esta materia, considerándose que 30 partants de tope máximo seguía siendo un número excesivo de cara a reducir el peligro. La caída del de Channon ha sido determinante para que Epsom haya cortado por lo sano, dejando en 20 el número máximo de partants para los 2400 metros.

Que ¿en qué afecta esta medida al Derby? Pues no gran cosa, a mi juicio, porque desde 1995 sólo podemos encontrar un campo de Derby con un máximo de 20 partants, el que Shaamit ganara en 1996. Es pues un cambio que en nada debe afectar a la gran carrera, sino todo lo contrario, porque la ilusión de correr un Derby hace que más de un propietario salga a la pista por ver sus colores y, aunque su pupilo no esté en condiciones de aportar nada al espectáculo, sí hace bulto, estorba y entorpece las operaciones de quiénes sí participan por derecho propio. En el caso de que se presentara una aceptación de partants superior a los 20 establecidos por Epsom, de acuerdo con el Jockey Club, la eliminación de los sobrantes se realizaría conforme a los criterios objetivos de valoración de los caballos por los handicappers.

La medida -que no sólo favorece la seguridad, sino también el espectáculo, al eliminarse los caballos de menor calidad- no afecta a un número relevante de carreras, ya que en los últimos cinco años tan sólo 5 carreras han superado los 20 partants. La media de partants en el Derby está entre 16 y 18, aunque haya habido ediciones a lo largo de la Historia con campos más amplios.

En otro orden de cosas, el Derby también es noticia por el ligero ajuste aplicado a sus condiciones de inscripción. Tras las airadas protestas que el entrenador Mark Johnston lanzara a los medios la pasada primavera, calificando como “ridículas “ las condiciones de matriculación que regían la Clásica británica, los responsables de Epsom iniciaron una serie de consultas a entrenadores, propietarios y criadores que, en términos generales, se mostraron favorables al actual sistema que contaba con tres momentos puntuales para la matriculación de un potro: cuando es yearling, al inicio de sus tres años y pocos días antes de la prueba, mediante el reenganche.

El sistema sigue básicamente igual con las variaciones siguientes: Reducción del precio de inscripción del yearling (pasa de £310 a £295, sin que haya que pagar cantidad alguna más hasta Marzo de 2004), aumento de la dotación de la prueba para 2004 ( queda en £1.250.000), reducción del canon de reenganche (de £90,000 a £75,000) y aumento en dos días de la fecha para poder efectuar tal reenganche.

Es obvio que ninguna de estas variaciones modifica la estructura en que se sustenta la inscripción de la gran carrera y que en nada se atienden las reivindicaciones que Johnston demandaba cuando en el Derby 2002 sus dos únicos partants –BANDARI y FIGHT YOUR CORNER- debieron reengancharse por no estar inscritos en su momento. No puedo estar más de acuerdo con la actitud que Epsom ha mantenido en esta materia. Me congratulo además de que a Johnston le haya salido mal la táctica del calamar, quedando –a mi juicio- al descubierto su propia incapacidad en este caso puntual. Porque si en el mes de Marzo uno no sospecha siquiera que en sus boxes alberga dos posibles partants de Derby, está uno fresco, listo para cualquier otra actividad. Para paliar el error propio de cara a los propietarios, se pone a escurrir el sistema, culpabilizándole de lo que no es sino propia incompetencia, al tiempo que se niega uno a aceptar responsabilidad alguna en cuanto a la idoneidad de reenganchar o no este o aquel purasangre. Que sea el propietario el que se moje y con su dinero haga lo que le parezca. Mal iría la organización de las carreras inglesas si tomaran en cuenta este tipo de majaderías...








 
Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite