masdehipodromos.com
lunes 29 noviembre 2021



Dubai - 20/02/03
SEVEN STARS VII
Las rebajas de Febrero

Anteriores noticias relacionadas con el SEVEN STARS

Por CFGD

Hace un par de días –o tres- la página oficial de Godolphin advertía del inminente comienzo del SEVEN STARS 2003 (los boletos de participación se recibirán desde el 1 hasta el 28 de Marzo), al tiempo que describía los premios que –graciosamente- distribuirán a quiénes se hayan hecho acreedores a ellos.

  • Algo perpleja, pude comprobar que las rebajas se extienden por todo el mundo mundial y no sólo en el tradicional Enero, sino en Febrero, más atípico para las gangas. Lo cierto es que los recortes presupuestarios habían llegado a Dubai y –más concretamente- al SEVEN STARS. Los premios para 2003 son los que siguen:

    Al primero: US$ 100.000 y un viaje a Dubai en primera clase para dos personas (con la Emirates Airline), asistencia a la Dubai World Cup y alojamiento de siete noches en el hotel más caro del mundo, el Burj Al Arab.

    Al segundo: US$ 50.000

    Al tercero: US$ 30.000

    Al cuarto: US$ 15.000

    Al quinto: US$ 5.000

  • Y prou. Ni más ni menos. Nada de mil machacantes de consolación para el primero de cada país que completara 250 boletos. Nada de viaje para segundo y tercero. No estoy segura –porque no lo recuerdo con exactitud- pero creo que también han disminuido las sumas a repartir, así como eliminado los premios a sexto y séptimo.

  • Tanto asombro me causaron estas rebajas –principalmente la relativa a los premios de consolación por países- que preferí posponer la publicación del dato hasta informarme directamente, en la creencia de que una omisión se había producido. Pues no. Recibida ahorita mismo la pertinente respuesta, se me hace saber –con gentileza- que este año se han cancelado los mil dólares que premiaban al mejor de cada país. Ciertos eran los toros.

  • Confieso haberme quedado “como un paraguas cerrado” –en expresión popular que refleja desencanto- o, en fórmulas más conocidas, “compuesta y sin novio”o “con los crespos hechos ”porque tenía por prioritario, en este año turfístico que se acerca galopando, esforzarme todo lo posible para incitar a que el número de boletos españoles alcanzase esos 250 que nos permitirían figurar en algún tipo de lista de cierta entidad relacionada con el turf.

  • Vano esfuerzo. Ilusión perdida…porque ya me contarán con qué cara anima uno a nadie a participar sin que exista una recompensa, aunque ésta sea más moral que sustanciosa. Francamente, carezco de razonables argumentos para intentarlo. De modo que me restan dos caminos: abandonar el seguimiento exhaustivo de los azules caballos y olvidar el susodicho concurso; o huir hacia delante -espoleada por el aguijón de un ancestral orgullo herido- y lanzar a los cuatro vientos que los boletos españoles van a por el primer puesto, nada de míseras consolaciones, no más propinas, salimos a ganar, forma idónea de que nuestro nombre figure. Tasmanios y demás oriundos de distintos lugares del globo vayan atándose los machos: los aficionados al turf españoles vamos por carrera ¿A poco no?

  • Expresadas las majaderías precedentes, me corresponde incitar a todo aficionado que se precie a enviar su boleto, un boleto que ya no puede ser testimonial, sino que ha de contener el compendio de toda la sabiduría turfística, un boleto que aspire al primer puesto. Así que afinen ustedes los sentidos, echen mano de cuantos conocimientos tengan y sigan atentos a esta Web que la información concerniente al Seven Stars no va a cesar.

  • La página oficial de Godolphin también hacía alusión a que el caballo que logre el Grupo 1 número 100 –van por el 95- será objeto de una puntuación extra, no aclaran en qué cuantía.

  • Me preocupa saber qué razones han movido a los organizadores del SEVEN STARS a reducir de forma tan sustancial los premios que en años anteriores otorgaban a los laureados de un concurso que –quisiera reiterar- es gratuito, a diferencia del muy popular Ten To Follow que cuesta la friolera de 10 libras por boleto. No es posible que un ahorro que no llegará a los cincuenta mil dólares suponga algo para las arcas dubaitíes. Una suma que a usted o a mí vendría al pelo representa -dólar arriba o abajo- lo que reparten entre los mozos que han cuidado al ganador del Arco. Me inquieta pensar que el fondo del asunto sea otro, en nada relacionado con los caballos. Pero, sea como sea, sigo agradeciendo la iniciativa que el pasado año permitió a casi cien mil personas de 161 países unirse en una misma aventura turfística, por mucho que no escape a mi comprensión que es otra forma de publicidad barata para sus colores y para su país. Al menos es gente con ideas.










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite