masdehipodromos.com
lunes 29 noviembre 2021



Gran Bretaña - 21/06/03
ROYAL ASCOT: GOLDEN JUBILEE
AIRWAVE acapara las esperanzas y la preocupación de la afición ante el más duro compromiso de su carrera

Por CFGD

El ROYAL ASCOT 2003 cierra hoy sus puertas. Y lo hace poniendo la guinda en un pastel fantástico, el mejor quizá que un turfista puede paladear en el año, una guinda que, antes de que SM la Reina Isabel de Inglaterra celebrara sus cincuenta años de reinado era conocido como Cork & Orrery Stakes y que, a partir del año pasado, se denomina Golden Jubilee, un Grupo 1 sobre 1200 metros, para purasangres de tres años en adelante, que contará con una dotación de £250,000.

  • Parece evidente que cinco de los veintitrés caballos declarados partants no van a ser de la partida, al anunciar sus entrenadores que sus pupilos sólo correrían en el supuesto de que lloviera lo suficiente esta noche pasada –CAPTAIN RIO, BAHAMIAN PIRATE, DANGER OVER, NAYYIR- o de que dicha lluvia fuera sustancial –DANEHURST-, circunstancias meteorológicas ambas bastante alejadas de la probabilidad. La lluvia ni está en Ascot –en la tarde de ayer variaba la calificación oficial del terreno de bueno a firme, a firme a secas- ni se la espera, según se deduce de la determinación de regar esta noche la pista que, al final de la tarde de ayer, expresaban los responsables del recinto.

  • Serán pues diez y ocho los partants de este Grupo 1 que, desde hace días, sólo tiene un favorito, mejor dicho, favorita: la voladora AIRWAVE. Pero ni con mucho se ha terminado de vender el pescado ofrecido porque, a la peculiar forma de correr de la hija de Air Express –empeñada en conceder alguna ventaja a sus rivales para evitar que muerdan el polvo de forma ridícula- se unen la presencia añadida de los dos australianos, el numeroso campo que, sin lugar a dudas provocará no pocos problemas de tráfico para los rematadores y –por descontado- el resto de rivales que tampoco son barro.

  • Lo digo y lo repetiré hasta la saciedad: el turf es la actividad más apasionante a la que el humano puede acceder y fuente en la que el hombre se forja en los principios éticos que deben regir la vida de un mortal de bien. El verdadero aficionado, el “envenenado” que considera irrelevante la existencia de antídotos con que liberarse de tan dulce carga, está preparado para afrontar cuánta sorpresa desagradable que la vida le “regale”, con la presencia de ánimo y la gallardía adquirida en los distintos hipódromos que ha tenido la fortuna de pisar. La pérdida de un “cascote” histórico por un bigote en fotografía, el fracaso impensado de un jamelgo al que se esperaba con paciencia infinita o el triunfo anonadante de algún caballo que ni sabíamos que corría, son pruebas de fuego que curten y forman al individuo, fortaleciéndole “para lo que pueda venir”. Y, aunque utilice el tono de chanza e ironía que me es consustancial, les aseguro que no puedo pronunciarme con mayor seriedad en lo que al fondo del asunto respecta. Entre las infinitas ventajas con que el turfista cuenta, está la de ser el más rico propietario del Orbe -por más que la generalidad estemos alejados, de por vida, de la posibilidad de tener un caballo propio-, lo que le permite elegir todos aquellos que más le plazcan, sin el lastre de tener que pagarles la pensión. No tiene el aficionado el título de propiedad físico de un partant concreto en el Royal Ascot o en el Arco de Triunfo, pero el resultado es el mismo: tiene “su” caballo. El “Deporte de Reyes”, ante el que la masa popular se entrega –no hay más que ver la afluencia de público que poblaba cada día Ascot- debe conservar esa denominación que no significa –como algunos demagogos aseveran- que estemos ante un deporte exclusivo y excluyente de los “Reyes” y con ello, elitista, sino ante una actividad festiva muy popular que convierte a cada uno en Rey, en propietario de uno o varios caballos de su elección.

  • Y, como supongo a muchos de ustedes ocurre, yo tengo un partant esta tarde es Ascot, mejor dicho, “una”, porque de una potra se trata: AIRWAVE. Tras el Temple St., en el que la “flying filly” –antigua denominación de la centelleante Mumtaz Mahal- se reía de sus rivales, quedé a la espera de este Golden Jubilee que no habría de ser sino un trámite para que “mi” potra asombrara al mundo. Conforme la fecha se iba acercando, los temores y preocupaciones se agigantaban y, hoy, a escasas horas de que tenga lugar el evento, “estoy de los nervios”, en expresión coloquial.

  • Vayamos pues a un análisis pormenorizado y lo más objetivo posible del evento. Es indiscutible que AIRWAVE es una velocista extraordinaria, material de Grupo 1, el único purasangre que ha batido a la doble ganadora 1000 Guineas-Coronation, RUSSIAN RHYTHM. También lo es que los 200 metros de más (del Temple) juegan a su favor y que le ha correspondido en suerte un cajón ventajoso, el cuatro. Pero precisamente sea su apabullante triunfo en el Temple el árbol que impida ver el bosque. Me explico: con ocasión de la forma extraordinaria en que la de H. Candy ganaba el G2 Temple Stakes se produjo un llamativo empleo de adjetivos por parte de los cronistas especializados que tendemos a convertir en titular llamativo todo lo que se sale de lo ordinario, sin relativizarlo. Es un poco lo que ha ocurrido con la victoria de HAWK WING en el Lockinge, narrada a bombo y platillo y quizá una de las razones del aplastante favoritismo del de O´Brien (que, digámoslo al hilo, sí está lesionado) en el Queen Anne. Con el Temple de AIRWAVE puede ocurrir algo parecido. Vean: si exceptuamos a ACCLAMATION –cerca de ganar el King´s Stand el pasado Martes-, el lote del Temple no era nada del otro jueves, inferior objetivamente a lo que se debe encontrar en un Grupo 2. Sin ir más lejos, REPERTORY, segundo de AIRWAVE entonces, había logrado su primer black-type al adjudicarse una Listed al principio de una temporada en la que cumplía…10 años. Tampoco va a encontrar AIRWAVE en el Golden Jubilee, rivales sprinters puros que, como flechas, abran un camino que su manía de permanecer en retaguardia requiere necesariamente. Resulta pues bastante desproporcionada la cotización de “evens” que ofrecen por ella en compromiso tan exigente.

  • Cada carrera es un mundo, diferente a cualquier otra y nada de eso va a encontrar AIRWAVE este sábado en el Royal Ascot -dónde ha de medirse a un amplio lote selecto, de Grupo 1 genuino- y sí peligros tan reales como el del ganador de esta misma carrera el año pasado, MALHUB, que corre en su mejor distancia, con el terreno tan seco como a él le gusta, sale por el cajón nº 2 y ya ha demostrado desenvolverse perfectamente en compañía de tan alto nivel, sin que sea obstáculo el hecho de que reaparezca aquí cuando se pertenece a una preparación seria como la de Gosden. Como detalle añadido –anecdótico pero significativo- está el que es hijo de Kingmambo, semental que ha triunfado al más alto nivel en este Royal Ascot 2003 (RUSSIAN RHYTHM y DUBAI DESTINATION).

  • Si continuamos el análisis con los caballos que cuentan con un número de salida bajo –que en este R. Ascot ha demostrado ser una ventaja- tendremos a otros cuatro individuos: THREE POINTS (7), JUST JAMES (5), MORLUC (1) y NEEDWOOD BLADE (6). El primero va en distancia y terreno y cuenta ya con un tercer puesto en esta misma prueba el pasado año, aunque su victoria se nos antoja complicada. MORLUC es un siete años americano al que montará Gary Stevens, ganador de Grado 3 en su país -lo que no parece suficiente aquí- cuya distancia ideal es el kilómetro. Para NEEDWOOD BLADE, muy en forma al principio de temporada, la apuesta es excesiva porque aún está lejos de pertenecer a esta categoría de velocistas. Resta JUST JAMES, un Spectrum al que entrena Noseda y al que va a montar el siempre peligroso Peslier, con el que ya ganara el pasado Royal Ascot el G3 Jersey Stakes, sobre 1400 metros. Su escasamente fiable temperamento le pasaba factura en sus siguientes salidas por lo que sus responsables tomaron la decisión de castrarle al final de la pasada temporada. Reaparecía el mes pasado en los 1000 metros del G2 Duke of York St. dónde, terminando como un tiro, era segundo de TWILIGHT BLUES, apuntando muy seriamente para futuros compromisos. Por su forma tardía de terminar, los 200 metros de más de esta prueba no van sino a beneficiarle. Lo único que falta saber si jugará en su contra o no es que esta es su segunda salida tras una castración: dicen que la primera es buena, la segunda, mala.

  • Entre los peligros varios que podrían impedir una victoria antológica de la yegua, además de los citados, se encuentran los dos australianos CHOISIR y BELLE DU JOUR, huesos bien duros de roer como ya nos anticipaba el primero en el King´s Stand. He podido escuchar –o leer- en estos días que la forma en que CHOISIR ganaba el King´s Stand, marcando un paso feroz de salida a meta, es más propia de un purasangre de 1000 metros y que, por ello, los 1200 de hoy van a representar un handicap para él. No estoy de acuerdo en absoluto: CHOISIR ha ganado en su tierra varios grupos sobre 1200, por más que su mejor victoria –el G1 Lightning Stakes- se haya producido sobre el kilómetro de Flemington. El verdadero handicap del hijo de Danehill Dancer lo constituye el cajón de salida que le ha tocado en desgracia –el 20- y la presencia en la pista de una compatriota que le ponía mirando a la pared en el G1 Newmarket Handicap, sobre 1200 metros, última carrera disputada por ambos en Australia. En su contra también, que vuelve a dar plomo a todo el lote por razón de su nacimiento en el hemisferio Sur, aunque como ya he señalado en otra ocasión, no es el plomo el que va a frenar a un tanque como ése, sí el cajón.

  • La otra aussie, BELLE DU JOUR, ganadora del muy prestigioso Grupo 1 Golden Slipper a dos años y del G1 Newmarket Stakes ya citado el pasado 8 de marzo, es una de las mejores sprinters de su país de nacimiento. Decididos sus responsables, tras largo debate, a traerla a Europa, corría en sus primera salida foránea el G1 Dubai Golden Shaheen, dónde, tras un desafortunado recorrido, fue tercera, pasando luego a la preparación de Dermot Weld. Dos han sido desde entonces sus salidas europeas: el G3 Greenlands St., sobre 1200 metros, en el Curragh, terminando cuarta, en un terreno blando que odia y el G3 Ballyogan Stakes, el domingo 15 de junio, sobre 1000 metros en Cork y terreno más a su gusto, dónde acababa segunda de MISS ANABAA, a la que concedía tres kilos y medio. BELLE DU JOUR está llegando a su forma –aunque no se si habrá alcanzado el punto óptimo para este compromiso-, corre en su mejor distancia y en un terreno que idolatra. Sólo en su contra que sale por el cajón número 21.

  • Corren otros con peligro –TWILIGHT BLUES, CONTINENT, FIREBREAK, ZIPPING-, pero limitaremos nuestros miedos a los analizados más arriba. Que gane el mejor, pues y que, a ser posible, sea AIRWAVE, “mi” potra.

    Nuestro pronóstico: AIRWAVE-BELLE DU JOUR- JUST JAMES

    Para acceder a todas las direcciones relacionadas con las carreras más importantes de la semana, pulsar aquí










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite