masdehipodromos.com
lunes 29 noviembre 2021



Gran Bretaña - 29/04/04
Un SAGARO MORTAL
PERSIAN PUNCH, el muy querido “Punchie”, fulminado ante las tribunas de Ascot

THE RED LINE: RACING IN MOURNING FOR PUNCH

Por CFGD

Por vez primera nos vemos obligados a comentar el resultado de una carrera –el G3 Sagaro Stakes- en dos artículos, bien diferenciados entre sí, sin que –también por vez primera- prime lo deportivo sobre lo circunstancial, tal es la magnitud de la tragedia turfística que habría de asolar la tarde de carreras este miércoles 28 en Ascot.

Una tarde que se presumía luminosa y soleada pero que el destino, al tanto del futuro, tornaría en triste, nublada, lluviosa y helada. Un escenario tétrico y siniestro en el que escenificar el drama al que habría de asistir los aficionados desplazados a Ascot, muchos de los cuales estaban allí con el único objeto de asistir a la rentrée de “su” caballo, PERSIAN PUNCH, el corredor de carreras lisas más popular de Inglaterra, que acometía su novena temporada de competición con el mismo excelente aspecto de siempre, según dicen evidenciaba en el paddock.

Y “de la misma manera que siempre, iba completando el recorrido. Incluso cuando en la última curva, Holland (sobre DUSKY WARBLER), viene sobre nosotros, el viejo caballo siente la presencia de otro, baja la cabeza y comienza a luchar, en su tradicional estilo. Pero, a los pocos metros, noto que sus zancadas se reducen y que algo no va como debe, por lo que le paro y desmonto. El caballo se tambalea y cae fulminado al verde, a 100 yardas del poste de llegada.” (Martin Dwyer)

Quizá no por casualidad, Ascot había sido un escenario frustrante para Punchie, al negársele toda victoria, incluida la más representativa y deseada de la especialidad: la Gold Cup. También iba a ser su tumba, delante de las tribunas, ante el pavoroso silencio de una multitud derrumbada, dejando por última vez su corazón en el verde, cumpliendo la función para la que había sido concebido: correr. Una muerte especial para un caballo especial. Nada podían hacer para salvar su vida los veterinarios que acudieron ante el caballo tendido, pese a los intentos desesperados que hicieron para reanimarlo. La muerte se producía sin sufrimiento, desvaneciéndose el caballo antes de llegar al suelo.

El veterinario declaraba que el ataque al corazón que se extendía por el recinto como posible causa de la desgracia, no era la más probable, sino más bien la rotura de una arteria principal, más concretamente, un aneurisma de aorta, asegurando que es algo que ocurre una de cada cinco mil veces, que es imprevisible y que puede suceder a cualquier edad, aunque quepa asociarse a un esfuerzo excesivo –pero no necesariamente-, ya sea en carrera, ya en cubrición o en cualquier otra circunstancia. Afirmaba asimismo que la vejez incide negativamente en el sistema venoso y arterial de los caballos, pero que no se podía considerar físicamente “viejo” a PERSIAN PUNCH porque se trataba de un atleta, saludable, fuerte y en excelente condición.

Contrasta sobremanera con esta opinión científica la miserable forma de expresarse de Fallon -y de R. Quinn-, al aludir a “la historia de una muerte anunciada”, aprovechando ocasión tan inadecuada para cargar contra las autoridades del Jockey Club que exigen que se empuje a los caballos hasta después de pasar el poste. Una forma ruin y vergonzosa de arrimar el ascua a su sardina -en la mente de todos los hechos que habían motivado su puesta a pie por no emplearse debidamente sobre un caballo en los metros finales-, vertiendo –implícitamente- mala baba sobre los responsables de “Punchie”, personas arrasadas en lágrimas y sentimiento en la peor tarde de su vida que si habían demostrado algo, a lo largo de tantos años, era amor por su caballo, que, sólo gracias a sus cuidados, había competido durante ocho años con plena regularidad, brindando lo mejor de sí mismo.

Confirmada la muerte del caballo, los dirigentes del hipódromo decidían rendirle un tributo público enumerando sus hazañas por los altavoces, algo sin precedentes pero cargado de sentido común y sensibilidad que uno de los más viejos Comisarios del Jockey Club resumía en pocas palabras: “Era un caballo maravilloso, un caballo del pueblo cuya sola presencia atraía a los aficionados y que merecía este tributo público. PERSIAN PUNCH personificaba el espíritu y el corazón que hacen grandes a las carreras. Profesional y personalmente le echaré mucho de menos”

No podemos estar más de acuerdo. PERSIAN PUNCH no lograría ganar un G1 y, de haberlo hecho, para algunos seguiría siendo un fondista, sin clase, sin aceleración, en una apreciación que juzgamos mezquina y limitada de lo que esta actividad significa. Por el contrario, Punchie era el turf mismo, la expresión exacta del espíritu deportivo inglés, la esencia de la lucha, de la competencia, de la bravura, el afán permanente de superación, la generosidad por antonomasia. Grandioso animal, genuino, épico, emblemático y admirable pura sangre de carreras al que nosotros también echaremos mucho de menos.

PERSIAN PUNCH, castrado alazán, nacido en Irlanda el 13 de abril de 1993, muerto el 28 de abril 2004, por Persian Heights y Rum Cay, por Our Native.

Entrenador: David Elsworth
Propietario: Jeff Smitt
Criador: Aston Manor Stud

-63 salidas de tres a once años, con veinte victorias, ocho segundos, once terceros, ocho cuartos y £1,008,785 en premios.

-Caballo del año 2003, según el Racing Post.

-Record de ganancias de un castrado entrenado en Inglaterra en carreras lisas. -Iguala con BRIGADIER GERARD, ARDROSS y ACATENANGO el número de victorias –trece- en pruebas “pattern” desde que se instaurara tal acepción en 1971.

-Séptimo caballo más querido de todos los tiempos entre los lectores del Racing Post.

Actuaciones:

A dos años: no corrió

A tres años: 6 salidas, 3 victorias y 3 terceros, incluyendo:
-LR. Bahrain Trophy.
-3º G2 Goodwood Cup
-3º G3 Queen´s Vase
-3º G3 Jockey Club Cup

A cuatro años: 9 salidas, 2 victorias, 2 segundos y 1 tercero, incluyendo: -G3 Henry II Stakes

A cinco años: 6 salidas, 3 primeros, 2 terceros, incluyendo:
-G3 Sagaro Stakes
-G3 Henry II Stakes
-G3 Lonsdale Stakes
-3º G1 Melbourne Cup
-3º G2 Yorkshire Cup

A seis años: 6 salidas, 1 victoria.

A siete años: 9 salidas, 3 victorias, 2 segundos, 1 tercero, incluyendo:
-G2 P. Kergolay
-G3 Jockey Club Cup
-G3 Henry II Stakes
-2º G1 P. du Cadran
-2º G3 Sagaro Stakes
-3º G3 Doncaster Cup

A ocho años : 7 salidas, 2 victorias, 1 segundo, 2 terceros, incluyendo:
-G2 Goodwood Cup
-G3 Lonsdale Stakes
-2º G1 Ascot Gold Cup
-3º G1 Melbourne Cup
-3º G3 Henry II Stakes

A nueve años: 10 salidas, 2 victorias, 2 segundos, 2 terceros, incluyendo:
-G3 Jockey Club Cup
-2º G3 Doncaster Cup
-2º G3 Sagaro Stakes
-3º G2 Geoffrey Freer Stakes
-3º G2 Henry II Stakes

A diez años: 9 salidas, 4 primeros, 1 segundo, incluyendo:
-G2 Doncaster Cup
-G2 Goodwood Cup
-G3 Jockey Club Cup
-LR Easher Stakes
-2º G1 Ascot Gold Cup

A once años: 1 salida, G3 Sagaro Stakes.












 
Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite