masdehipodromos.com
martes 22 septiembre 2020



Gran Bretaña - 05/06/04
EPSOM 2004: ESPECIAL DERBY IX: DERBY ST.
Lanfranco Dettori, en busca del Blue Riband en su duodécimo intento

Crónicas PREVIAS de esta semana (PREVIEWS)

THE RED LINE (R) : DERBY GLORY FOR NORTH LIGHT (photo)
THE RED LINE (P) : HEAD NORTH AT EPSOM

Por CFGD

Si a uno le dieran a elegir antes de venir a este mundo qué lugar ocupar en la sociedad, el primero que descartaría es el de ser Reina de Inglaterra, rango que por muchos oropeles y prebendas que confiera, lleva implícitas obligaciones ineludibles –algunas de difícil digestión-, a veces incompatibles con determinados acontecimientos lúdicos de la máxima trascendencia, por coincidir en el tiempo con ellos. Obligaciones que forman parte del trabajo de la Soberana que carece de la libertad necesaria para soslayarlas. En esa situación se encuentra HH la Reina Elizabeth II de Inglaterra este sábado 5 de junio de 2004, fecha en la que se celebra la doscientas veinticinco edición del DERBY, a la que no podrá asistir porque se encuentra en Francia, alojada por la familia Head en el Haras du Quesnay, con motivo de la celebración creo que del sesenta aniversario del desembarco de Normandía, aquel momento histórico en el que los hoy tan denostados yanquis –en ese alarde de mala memoria que caracteriza al homínido- pisaban el suelo del Viejo Continente para dejarse la piel en socorro de la amenazada libertad de los europeos. Imposible para la ciudadana Isabel asistir al Derby ante semejante compromiso. ¿Es o no duro ser Reina de Inglaterra?

  • Doscientas veinticinco ediciones ininterrumpidas –ni las guerras pudieron cancelar las correspondientes a esos años- del DERBY –sin apellidos, que añadir de Epsom no es sino una redundancia, porque DERBY a secas no hay más que uno- se cumplirán este sábado, después de las 17h20 (h.e), cuando los catorce participantes previstos hayan completado con mejor o peor fortuna ese recorrido único en el mundo que representa la milla y media de Epsom o, para ser más precisos, la milla, cuatro furlongs y diez yardas de que se compone la Clásica más importante del mundo, dotada en esta edición con casi un millón cuatrocientas mil libras, cifra en consonancia con la categoría del evento.

  • Decir que puede ser un DERBY histórico es decir una majadería. Todos lo son, sean cuales sean las circunstancias que en él concurran. Digamos pues que podemos estar ante un DERBY especial pues podría suponer el primero en el historial del mejor jockey del mundo, de ese italiano genial que ha ganado prácticamente todas las carreras más importantes –y algunas varias veces- de Inglaterra, pero nunca la mejor, nunca el DERBY, pese a haberlo intentado en once ocasiones previas a la presente. Puede ser ésta la definitiva para Lanfranco Dettori si, en abstracción pura, nos sumergimos en el clima de simbolismo, en el ambiente esotérico que debe envolver Epsom desde que ayer cruzara primera la meta del Oaks una potranca portadora de los colores de Lord Derby.

  • Pero pongamos los pies firmemente asentados en tierra y pasemos a echar un vistazo a los catorce protagonistas de la Fiesta, catorce potros de tres años machos, de los que casi un treinta por ciento –cuatro- son hijos de Saddler´s Wells, dos tienen por padre a Cape Cross (brillante padre de OUIJA BOARD, Oaks 2004) y los ocho restantes descienden de Bering, Rainbow Quest, Danehill, Indian Ridge, Desert Sun, Kingmambo, Ali-Royal y Selkirk. Por preparaciones, sólo Saeed Bin Suroor y D. Elsworth están doblemente representados, con SNOW RIDGE-RULE OF LAW y SALFORD BRIDGE-MASSIF CENTRALE, respectivamente. En el capítulo de propietarios sólo Godolphin cuenta con más de un partant y, como hecho emotivo, un potro, PERCUSSIONIST, correrá con los colores del recientemente desaparecido Robert Sangster.

  • Para comenzar, digamos que estamos ante un Derby muy abierto y presumiblemente en una edición algo por debajo de lo exigible, en lo que a calidad respecta, pese a lo cual la carrera se presenta apasionante. Lo expuesto se deduce de que cinco de los partants están por debajo del valor exigible a un Grupo 3 y dos de ellos, justo en ese límite. La mitad del lote, por lo tanto, estaría directamente fuera de carrera. El siguiente factor que cabe contemplar es el concerniente a la distancia, mejor dicho, a la posible aptitud a la distancia que puedan tener algunos de los individuos que, por pedigree, pueden ser dudosos de completarla. Pero preferiríamos hablar de “stamina” –virtud esencial para un Derby-winner-, un término mucho más preciso para aplicar a este recorrido que no sólo hace referencia a los metros, sino a la resistencia, la seriedad, el corazón, la dureza y la velocidad para abordarlos con éxito. Esta diferente terminología puede dar lugar a que un potro con un pedigree de dudoso fondo tenga –en tanto que individuo- stamina. Las sospechas de andar justos de metros recaen sobre SALFORD CITY, RULE OF LAW, SNOW RIDGE, GATWICK, HAZYVIEW y ELSHADI, de los que sólo contemplaremos a los tres primeros, ya que los otros tres figuran en el grupo de descartados.

    Hazyview. Foto: Jesús de Miguel

  • En el caso de SALFORD CITY –Desert Sun y una hija de Moorestyle- la presunción de que pueda cubrir el recorrido del Derby está en su contra tanto por su padre, como por sus abuelos maternos: Moorestyle, Lorenzaccio y Princely Gift, pese a lo cual hay que señalar que su madre llegó a ganar sobre 2000 metros y que su medio hermano, Definite Article (por Indian Ridge), cubría con éxito la milla y media. En conjunto, no creemos que sea esta su distancia. Algo más dudosa, si cabe, es la que pueda tener el segundo representante de Godolphin, RULE OF LAW, pues si bien su padre, Kingmambo, es mucho más versátil y ya ha producido hijos que han cubierto la milla y media, sus abuelos maternos –Royal Academy-Never So Bold- Baldric II- tampoco invitan al optimismo y en su línea femenina lo que más abundan son los velocistas. RULE OF LAW ha cubierto los dos kilómetros del Dante –en carrera de espera, por cierto, y a palo limpio- pero nada que ver con la milla y media de Epsom. Finalmente, el caso de SNOW RIDGE es un “fifty-fifty”, todo depende de que predomine su lado paterno sobre el materno. Indudablemente, se nos hace arduo creer que un hijo de Indian Ridge sea laureado del Derby –sí de cualquier carrera de élite sobre menor distancia, quede claro-, pero nos resulta de libro que lo haga un nieto de Ela-Mana-Mou, hijo de una yegua ganadora en 2400, 3000 y 3400. Es SNOW RIDGE el que –de los tres citados- puede contar con la stamina suficiente como para ganar el Derby: su pedigree encierra fondo, velocidad, resistencia y clase. Falta saber si la mezcla ha sido homogénea.

    SALDFORD CITY. Foto: Jesús de Miguel

  • Ningún problema de distancia puede afectar a los otros tres potros que estimamos cuentan posibilidad de alzarse con la victoria: AMERICAN POST, NORTH LIGHT y PERCUSSIONIST, pese a que hemos podido leer y escuchar en estos días que hay quién pone un punto de interrogación sobre el primero -que va a abordar los 2400 por vez primera en Epsom-, aspecto que desmienten sus abuelos maternos (Saddler´s Wells y Shirley Heights) y la existencia en su línea materna de un buen número de fondistas, como Trampship (Park Hill Stakes) o High And Low (2ª Leger, Yorkshire Oaks), por ejemplo. No es la distancia lo que más nos preocupa en el caso del potro de Juddmonte, sino su carácter –poco idóneo para Epsom-, el que se trate de un potro algo supervalorado, el tipo de acción que tiene y el terreno que, en información de última hora, ha pasado de ser bueno, a secas, a bueno, bueno a firme en algunos sitios. Un poco de agua en el piso nos parece requisito fundamental para su opción.

    American Post. Foto: Jesús de Miguel

  • NORTH LIGHT casi no tiene peros que ponerle, de no ser su tamaño –es enorme- y esa falta de chispa que todos buscamos en el gran caballo. Sin problemas de stamina –es hijo de la mejor fondista de Europa de su época-, ni de carácter, es un galopador profesional que sigue las órdenes sin rechistar, manejable e ideal para un jockey como Fallon cuya táctica aquí está cantada: no tiene más que acelerar a falta de 400 metros y largarse hacia la meta, resistiendo los posibles ataques que de atrás vengan.

  • PERCUSSIONIST es mucho más difícil de calibrar ya que su victoria en la preparatoria de Lingfield se producía con barro en el piso y, por más que su entrenador, Gosden, asegure que anda lo mismo en terreno seco, es un aspecto que aún ha de probar. Sin embargo, no podemos silenciar que en dicha carrera corría muy verde –lo que significa que ahora habrá mejorado bastante-, que, pese a escorarse escandalosamente a su derecha, obtenía DIEZ cuerpos de diferencia sobre HAZYVIEW –reenganchado aquí-, un caballo que hasta ese momento lo peor que había logrado en la pista era un segundo en su debut pero que, tras eso, había arrasado carrera a carrera a sus rivales, hasta toparse con este PERCUSSIONIST, confirmando que en Lingfield le había batido un individuo muy especial al adjudicarse después, como el que lava, una Listed en la que batía a una de las esperanzas de Godolphin, Duke of Venice (HAZYVIEW, digamos como anécdota, es un hijo de Cape Cross). Por pura impresión, vamos a dar crédito a Gosden y a estimar que PERCUSSIONIST no necesita el terreno blando para dar su mejor valor: en tal caso, ni duda cabe que lucharía por la victoria.

  • Dos palabras reservadas a los O´Brien que, en este caso, excepcionalmente, ha perdido el plural, pues sólo MEATH le representa: el aviso a navegantes se está produciendo en el momento de escribir estas líneas ya que se están registrando importantes apuestas sobre la probabilidad de MEATH, indicio de que el río debe llevar agua puesto que suena: dos segundo en sendas Listed y una victoria en el G3 Gallinule Stakes completan las salidas de este año de este hijo de Saddler’s Wells y nieto de Habitat, propiedad de… Mrs. Magnier, a secas. Tras la brusca retirada de YEATS y el medio millón para unos, tres cuartos para otros, de esterlinas que ha supuesto de ganancia a los bookies, la sensibilidad de los apostantes está a flor de piel cuando el viento sopla desde Ballydoyle.

    SNOW RIDGE. Foto: Jesús de Miguel

  • Lo previsible es asistir a una lucha táctica entre NORTH LIGHT y SNOW RIDGE que es lo mismo que decir entre Fallon y Dettori. Aparentemente, casi todo se inclina a favor del irlandés pero creemos que la clase se encuentra en mayor medida en el de Godolphin. Sea como sea, la victoria de cualquiera de ellos será un triunfo para el propietario del primero, los herederos de Lord Weinstock, criador y propietario de ambos, hasta que vendían a SNOW RIDGE a Godolphin tras su excelente victoria en el Royal Lodge. Personalmente, por si acaso, aparte de los citados, tendré presente a PERCUSSIONIST.

  • Nuestro pronóstico: SNOW RIDGE-PERCUSSIONIST-NORTH LIGHT

    Crónicas PREVIAS de esta semana (PREVIEWS)

    Otros artículos relacionados con el DERBY












  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite