masdehipodromos.com
sábado 5 diciembre 2020



España - 16/08/07
LUTO por NAGORE OTAÑO en la Copa de Oro más triste.


Iñaki Urrestarazu

Soria, domingo 12 de agosto. La mañana ha venido marcada por un terremoto de magnitud 5,1 con epicentro en Ciudad Real que ha afectado a nueve comunidades autonómicas. En Soria no se ha notado y según las noticias de radio tampoco en Guipúzcoa. Son las 7 de la tarde y me acerco a presenciar la jornada hípica por TV a un bar al lado de La Dehesa atendido por una pareja de jóvenes chinos que chapurrean en castellano lo justo, siempre con la sonrisa en los labios. Hay una película en la tele a la que nadie presta atención y le pido al camarero que me ponga la 2.

La lototurf es un paseo de punta a punta de ALL NIGHT. En diferido vienen las 3 primeras del programa. CORCONTE se deshace con poderío de sus rivales en la recta. Entrevista a Ramón Avial. Comparto sus opiniones sobre el potro y preguntado sobre LA VERITE, dice que cuando está bien galopa un poco y ahora lo está Vamos, que le gusta mucho. Todo normal. LA VERITE toma el mando después de superar a RIVENDELL y llegamos a la curva de Bugati. Por detrás del grupo LA CHAPARRITA cae aparatosamente llevándose consigo a la amazona Nagore Otaño. En el momento de la caída observo un caballo cerca, pero la toma es mala, lejana, y es imposible discernir la causa. La cámara de tv sigue la carrera y LA VERITE gana fácil, delante de RIVENDELL y del favorito LANGSTON BOY, que llega a duras penas. Nada más acabar, la cámara enfoca la curva desgraciada y el espectáculo es terrible: LA CHAPARRITA y la amazona yacen inconscientes a escasos 5 metros una de la otra en una imagen eterna e insoportable. La yegua parece víctima de un colapso cardíaco. Nagore no se mueve. Llegan varias personas al lugar y una de ellas-parece chica-le quita la montura a la yegua. LA CHAPARRITA de manera inverosímil se levanta y empieza a corretear en círculo al lado de Nagore. Llega la CRUZ ROJA. No advierto especial nerviosismo entre las personas que la atienden y me tranquilizo. En algún momento se me ha pasado por la cabeza lo peor, pero he apartado la idea de la cabeza enseguida. Habrá perdido la consciencia y la recuperará pronto. En 40 años de asistencia al hipódromo y más de 20 a galopes habré presenciado cientos de caídas y ninguna ha resultado fatal. A lo sumo huesos rotos y conmociones leves. Me voy del bar después de presenciar el magnífico Kutxa de BALDORIA y sin preocupación por el estado de Nagore. Una caída más. ¡Dios mío, qué equivocado estaba! El terremoto había llegado a Donosita.

Soria, lunes 13 de agosto. Bajo al Collado en busca de la prensa. Pregunto en la librería por el Diario Vasco. Agotado. Compro el Marca y salgo. Según voy subiendo en dirección a Santo Domingo ojeo la portada y no doy crédito al pequeño recuadro que aparece abajo a la izquierda. ¡TRAGEDIA EN EL HIPÓDROMO! ¡MUERE LA AMAZONA NAGORE OTAÑO! Y la foto de la yegua y Nagore yaciendo en la fatídica curva. Totalmente impactado por la noticia paso por el pórtico de Santo Domingo, cruzo la carretera y sigo mi camino. A mi mente se viene la muerte el año pasado de la mejor amazona francesa, N. Artu, en parecidas circunstancias. Suena el móvil. Es Emilio Castiñeyra. Me pregunta cuando vuelvo a Sanse. Le digo que hoy por la tarde, y que estoy impactado por la noticia. Me dice que está igual. Que en el hipódromo se supo la noticia una vez finalizadas las carreras, cuando estaba en la sala de prensa escribiendo la crónica para Mundo Deportivo. Me contó el galope excelente que había realizado JACKSON-el caballo del alma de Nagore, aquel con el que había debutado hacía 2 años-con ella el viernes o sábado, poco importa, seguramente el último de la amazona. Me contó como se había paseado el viejo JACKSON en la última del programa. Presentía la muerte de su cuidadora y quería homenajearla. Colgamos.

Donostia, martes 14 de agosto. .Todos los periódicos hacen la semblanza de Nagore. De Oiartzun. (un pueblo unido al turf desde siempre con sus yeguadas como Arizabalo, lugar de nacimiento del gran jockey Ioritz Mendizábal), licenciada en biología y apasionada de los caballos. Gran trabajadora, siempre en la cuadra a las 6 de la mañana como hace constar el preparador Miguel Alonso para quién trabajaba desde hacía varios años. Había montado en 9 ocasiones hasta encontrar este destino tan cruel. Y en casi todos los medios aparece con una sonrisa radiante plena de vitalidad enfundada con los colores de Cortiñal. No puedo creer que esa sonrisa tan pura no esté con nosotros iluminándonos.

Donostia, miércoles 15 de agosto. La Copa de Oro más triste El día amanece soleado, pero a partir del mediodía se nubla y el cielo gris ya no nos abandonará toda la jornada. Cielo gris como nuestra alma, de luto. El luto que no se vivió el domingo de tu muerte dominará toda la jornada hípica, todo es gris y negro con una salvedad: tu maravillosa sonrisa de la foto que nos encontramos nada más cruzar el umbral del hipódromo. Sonrisa que difumina los ramos de flores y coronas colocados en las cercanías de la foto. La lluvia también hace acto de presencia y se une al luto general: primero en forma de “sirimiri” durante la disputa de la Copa de Oro y luego mucho más fuerte a medida que finalizaba la jornada. La Copa de Oro fue fea de principio a fin. No sé si la peor de la historia-tal vez-, pero no caben dudas a la hora de considerarla la más triste. El gran favorito BALIUS fracasó con estrépito, y también lo hizo MIDNIGHT BEAUTY. Al final ganó el francés LE CARNAVAL (Eyquem), el tuerto en el país de los ciegos. El minuto de silencio en tu memoria se convirtió en 28 segundos y el homenaje de los gestores del hipódromo nos pareció corto. La situación les ha sobrepasado y no han estado a la altura. Además la conexión con Equidia ha fallado, y la Copa de Oro no han podido verla en Europa. Todo un desastre, pero no importa. Ayer estábamos de luto y todo lo demás era secundario. Tú, Nagore, eras la gran protagonista y lo otro estaba a años luz en importancia. Y el homenaje más importante siempre está en el interior de las buenas personas, en el alma, y ese homenaje se respiraba ayer en todos y en cada uno de los rincones de nuestro hipódromo.

Quedan 5 jornadas y si por mí fuera suspendía todas las carreras y daba por finalizada está temporada cruel a más no poder. Pero no tengo el mando de la situación y las jornadas se cumplirán, eso sí, sin la flor de tu sonrisa en el camino. Como homenaje, Nagore, quiero dedicarte todas las crónicas que restan hasta el final, empezando por ésta. No puedo prometerte ninguna exquisitez literaria, pero el corazón suplirá muchas de esas carencias.

Un fuerte abrazo a la amatxo de Nagore, y a todos sus familiares y amigos.

NAGORE, BETI GOGOAN. (siempre te recordaremos).












 
Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite