masdehipodromos.com
jueves 24 septiembre 2020



Gran Bretaña - 12/08/10
GRUPOS I EN ROYAL ASCOT.- DE GOLDIKOVA A UN ENREVESADO NOMBRE.


por César Guedeja-Marron de Onis

GRUPOS I EN ROYAL ASCOT.- DE GOLDIKOVA A UN ENREVESADO NOMBRE.

  • El día inicial de Royal Ascot es uno de los más importantes del año, compárese con lo que se quiera, de cualquier parte del mundo donde haya carreras de caballos de nivel. Es una manera de hacer boca para el meeting de un modo aplastante, como un aperitivo que consiste en un plato fuerte. Son tres grupos 1 de entrada, para ponerse a tono y creer que es allí donde hay que estar en ese preciso martes de la tercera semana de junio y no en cualquier otro lugar. Solo el día del Arco se disputan más en una misma jornada. El Queen Ann St. , milla para viejos, línea recta, tenía un elenco importante ya que a la francesa Goldikova (Anabaa y Born Gold por Blushing Groom), la campeona de los milers de los tiempos recientes, bajo sospecha, si de tal puede hablarse, de no haberse atrevido a competir en Inglaterra, se le oponían Paco Boy (Desert Style) y Rip Van Winkle (Galileo).

    La reina  de Inglaterra en su real recinto de Ascot Foto: Shergar

  • Tácticamente, la carrera fue de las que deberían ser de obligatoria contemplación y análisis por los aprendices de la difícil profesión de jockey. Tal fue la exhibición de sentido del paso que dio Peslier, a quien los ignorantes estiman como un jockey más y no el mejor del orbe. Porque cogió la punta pronto aprovechando el cajón 1 de salida, junto al público, para dosificar, como si de nitroglicerina para demoliciones se tratara, la punta de velocidad de la yegua y el hueco que había que poner ante los previsibles remates de los dos machos mencionados. Paco Boy, conducido por el frío y excelente Hughes—que lleva una temporada gloriosa--, terminó muy fuerte pero sucumbió por un cuello a la de F. Head, haciéndonos dudar de si el resultado podría haber variado de no conducir Olivier Peslier a la devoradora de grupos, que hizo 1’37”74. A más de 3 cuerpos llegó Dream Eater (Night Shift), por delante de Zacinto (Dansili), un Abdullah muy estimable.

  • Goldikova atesora hoy, tras su paseo en el Astarté, unas ganancias de más de 3.000.000 de euros, diez grupos 1 y un palmarés, casi siempre bajo el pilotaje de Peslier, compuesto sustancialmente de victorias, salvo en cuatro casos. Fueron, que uno recuerde, dos pecadillos de juventud (segunda de Azabara, de Alberto Abajo) y segunda de Zarkava en la Poule, y, ya madura, dos oportunidades en que se la sacó de distancia. Zapatero a tus zapatos, esto es algo viejo como el mundo y, en término generales, hacer correr a gran nivel y fuera de cacho a un ejemplar es hacer oposiciones a perder. Y así sucedió en el Prix de La Forêt (1.400 metros) y en el Ispahan 2.009 (otro lo ha ganado este año), sobre 1.850 metros. Sea dicho sin demasiado reproche al excelente cuidado que Head ha derramando sobre la yegua.

  • Si, como se supone, Paco Boy se atreve con el Jacques Le Marois, 1.600 línea recta en Deauville, mediados de agosto, podemos ver canela fina, sin desprecio hacia otros aspirantes.

  • Media hora después, el King’s Stand St. , 1.000 metros, fue un calco casi del que ganó el mismo laureado de este año, Equiano (Acclamation y Entente Cordiale por Ela Mana Mou) en 2008, bajo la preparación de Mauri Delcher, ya vendido entonces por la Cuadra Madroños a su propiedad actual cuyo entrenador es Hills, y una vez superados quirúrgicamente los problemas respiratorios que le hicieron ir de fracaso en fracaso desde ese triunfo hasta su reaparición del 15 de abril de 2010, fecha en que volvió a hacer migas con la victoria. Michael Hills le colocó en cabeza, aprovechando su favorable cajón de salida en línea recta (en Ascot están situados en el centro de la pista y, claro, los jockeys buscan los palos más próximos a su puesto) y ya a 600 metros del objetivo estaba en cabeza. Venciéndose al látigo hacia el centro fue rechazando el asalto correoso de Markhab (Green Desert), que estuvo a cuerpo y medio, y de Borderlescott (Compton Place) dejando al australiano Nicconi (Bianconi) en cuarto lugar. El favorito, Kingsgate Native (Mujadil) estuvo muy gris.

  • Poco después Equiano corrió bien en la July Cup, grupo 1, viéndose batido solo por Starspanngledbanner (Choisir y Gold Anthen por Made of Gold), del que hablaremos con ocasión del Golden Jubilee. En todo caso, hay que apuntar claramente que no fue un King´s Stand St. para el recuerdo.

  • Cuarenta y cinco minutos después, nos hallamos ante el St. James’s Palace St. , la milla de grupo 1 para tres años de Royal Ascot. La primacía establecida en las guineas suele ponerse en cuestión, o más bien dejar espadas en alto para otras confrontaciones del año toda vez que no están en Ascot todos los que brillaron en la clásica de Newmarket. Este año sí estaba su ganador, el imbatido Makfi (Dubawi), el francés que ganó allí con autoridad, acompañado por Canford Cliffs (Tagula y Mrs Marsh por Marju), tercero de la carrera de referencia, el runner-up de Makfi, Dick Turpin (Arakan), Siyouni (Pivotal), del Aga Kahn, y Beethoven, Hearts of Fire, Steinbeck.....

  • Canford Cliffs, entrenado por Hannon, hizo eso que se llama un bocado fácil pero de gusto, de muy buen gusto, de sus rivales, del que solo Makfi exige un paréntesis porque corrió demasiado mal. Se ha informado posteriormente que Makfi ha sufrido una inflamación de garganta, lo que justifica su primera derrota.

  • El hijo de Tagula dominó aplastantemente, bien conservado y conducido por Hughes, junto a Siyyouni en franca espera (los O’Brien Beethoven, Steibeck y Encompassing hicieron el gasto con Dick Turpin muy cerca,) por el centro, despegándose con enorme sencillez y gran superioridad en la recta final, sin forzar, casi de paseo. Dejó a Dick Turpin a un cuerpo. Tercero meritorio, pues sufrió un tarantantán en plena faena, fue Hearts of Fire (Firebreak) y cuarto Siyouni, en difícil recorrido porque atacar en Ascot muy por fuera en la recta de la verdad, aislado, es algo próximo a la derrota segura. No estuvo afortunado Lemaire aunque el hijo de Pivotal fue inferior ese día.

  • El Prince of Wales St se ha ido convirtiendo con el paso de los años en una carrera capital del Royal Meeting. En 2010, los candidatos más conspicuos eran el Abdullah Byword (Peintre Celèbre y Binche por Woodman), Cavalryman (Halling), uno de los Godolphin entrenados por Fabre en Francia que han pasado a Gran Bretaña, bajo la batuta de Saed Bin Suroor, Debussy (Diesis), Mawatheek (Danzig), Twice Over (Observatory), otro Abdullah ganador del Champion St., y la “challenger” francesa Shalanaya (Lomitas).

  • El “pintor” de servicio en grupo 1 de cada temporada se hizo con la victoria aunque su favoritismo no era de los que los ingleses llaman “hot”, caliente, porque sus carreras anteriores se habían desarrollado en Francia y quizá su jinete inspiraba desconfianza.
  • Bien colocado en carrera por Maxime Guyon, atacó con gran estilo a cuatrocientos metros del poste para ponerse a salvo del muy bonito final de su compañero de cuadra Twice Over, que logró reducir distancias para estar a medio cuerpo en la fotografía. Ambos iban en su distancia. Sorprendente el tercer puesto de Tazeed (Silver Hawk) pero menos que el cuarto, Stimulation (Choisir) que es un media distancia con origen tendente a la velocidad pura. Fracaso en toda línea de Cavalryman, que tendrá que ser recuperado si se pretende comparecer en grandes citas, así como de Mawatheeq y Shalayana, otro elemento más del Aga Kahn que compareció en el Royal meeting sin lustre. El resultado puede contemplarse también como una lección de André Fabre sin desconocer que lo de trasegar caballos entrenados por él a Albión es algo pactado por el entrenador y Godolphin. Pero a mí se me hace como renunciar a un Rolls por un vehículo inferior, al menos hoy por hoy. No olvidamos el justo elogio a Guyon por su monta al vencedor, llena de mesura, tranquilidad y sentido. Primera victoria de grupo 1 en Inglaterra para el joven jockey al que Fabre ha impulsado notablemente. Y la maravillosa cuadra de Khaled Abdullah, en bandera… Estupendo.

  • La Copa de Oro de Ascot atrajo a 13 candidatos, campo generoso donde no había ningún Rumplestiltskin, por seguir con nombres de longitud exagerada. En cristiano, ningún “coco” ahuyentaba osados. Favoritos eran Manifest (Rainbow Quest), Age of Aquarius (Galileo), Ask (Sadler’s Wells), caballo cuyo valor era el más destacado, el correspondiente a un elemento justo por debajo del mejor nivel clásico, como demostró en el King George VI & Queen Elizabeth St. del año 2009, Kite Wood (Galileo) y, en menor medida, Kasbah Bliss. Para los españoles tenía el interés especial del atrevimiento de Bannaby, presentándose en un evento de grupo 1 cuando no había brillado en absoluto en su última madrileña. Dado que nuestros prismáticos estuvieron mucho tiempo sobre el de la Cuadra Miranda podemos afirmar que su carrera tiene un mérito fuera de lo común. Soumillon, su compañero de otras veces, le situó relajado atrás para ir superando rivales poco a poco en el momento justo. Tan bien siguió la lógica de su sentido del paso que el caballo llegó a la recta final divinamente situado en un campo tan nutrido y en una pista como la de Ascot, donde una mala posición en esos momentos determina el fracaso, salvo que se disponga de un crack en las manos. De modo que Bannaby (Dyhim Diamond) dio por un instante la fugaz impresión de tener el gas suficiente como para disputar el trono de la carrera. Sin embargo, acabada su progresión, fue un sorprendente vallista, a 23 a 1, Rite of Passage (Giant’s Causeway y Dahlia’s Krissy por Kris S.), conducido por Smullen, ganador de sus dos únicas apariciones en liso con holgura, especialmente en su última, un handicap, quien se hizo con la el puesto de honor. Era de esos caballos que a causa de una forma impresionante “obligan” a sus conexiones a tentar a la suerte. E hicieron bingo, tomando la punta con esfuerzo a unos cuatrocientos metros de la meta para aguantar durante muchos metros el final de Age of Aquarius, que se aproximó hasta medio cuerpo. Tercero, ya a seis, se clasificó, a 25 a 1, Purple Moon (Galileo) con Bannaby cuarto, a, a 13 cuerpos más. Estas distancias no deslucen la actuación del alazán, que, además, dejó a 11, 2,5 y 8 cuerpos, respectivamente, a Ask, Kasbah Bliss y Kite Wood….Y, por otra parte, hubo record de la distancia.

  • La prueba de hembras de tres años sobre la milla, el equivalente del St. James’s St. para machos, es la Coronation St. (a no confundir con la Coronation Cup, para viejos, 2.400 metros, el día del Oaks, en Epsom), que presentaba en 2.010 un campo nutrido, de clase y sin clara favorita. Anna Salai (Dubawi), Lillie Langtry (Danehill Dancer y Hoity Toity por Darshaan), Music Shaw (Noverre) y Jacqueline Quest (Rock of Gibraltar), distanciada del primer puesto en las guineas, se repartían las preferencias. Pero también estaban en liza Evading Tempete (Dubai Destination), Gile Na Greine (Galileo), tercera de las guineas, Lady of the Desert (Rahy), Sent From Haeaven (Footstepsinthesand)… Ausencia notable, y sabia, fue la de la doble ganadora por sendos distanciamientos, de guineas y Poule, la Abdullah entrenada por Mme. Head-Maarek, Special Duty.

  • Lillie Langtry, pupila de O’Brien, montada por Murtagh, hizo valer su esfuerzo, al látigo y por el centro de la pista, para batir a Gile Na Greine, siempre en puestos de cabeza, por algo más de un cuerpo, con Jacqueline Quest a dos cuerpos y cuarto , buena tercera, acosada por Music Shaw cuyo excelente final fue el más rápido de todos, dejando a Evening Tempete, de la que se esperaba más pensando que un desplazamiento de un elemento entrenado por François Rohaut no se hace en vano, en el quinto puesto.

  • El último grupo 1 del Royal Meeting es la Golden Jubilee, 1.200 metros tres días después del King’s Stand. Salvo error, solo Total Gallery (Namid) repitió comparecencia en tan breve plazo de tiempo. Los 23 restantes (lo que da idea de cuanta razón tenemos cuando afirmamos que hace años que no sale ningún crack verdadero entre los sprinters, quizá con la excepción con muchos matices de un Marchand D’Or, hoy en baja) presentaban más pergaminos de participaciones en las batallas de la velocidad que palmarés de triunfos repetidos. La crítica y los “bookies” se decantaban por Showcasing (Oasis Dream), Happy Zero (Danzero), Fleeting Spirit (Invincible Spirit, valor seguro en este tipo de carreras), Kinsale King (Yankee Victor)…. y, agárrense, Starspangledbanner (Choisir y Gold Anthem por Made of Gold), australiano que haría suya la gloria de la victoria. Esto de los nombres así, estilo Eveningperformance, a mí,--como diría, zanjando la cuestión, D. Pío Baroja—no me gusta nada. Me parece que vulnera la ortografía, hace impronunciable el nombre y, como hacen en Sevilla, los autores merecen que a su caballo se le llame “Pepe”. O Sam en países sajones. . Nosotros nos quedamos a medio camino y le llamaremos Starspang…., que fue traído desde Australia para debutar en Inglaterra en mayo, con un quinto puesto en York, en grupo 3. Más tarde, presenta candidatura en el Golden Jubilee, ganando con más facilidad de lo que parece. Pertenece al “team” Tabor etc, O’Brien es su entrenador, y Murtagh su jinete. Su cotización se explicaba por rumores de entrenamiento pues rompía cronógrafos. Después ganaría la July Cup, lo que en estos tiempos de velocistas que nunca repiten parece ya título más que suficiente para ungirle como favorito del galardón de “sprinter del año”.

  • La carrera no tuvo historia para el ganador. Favorecido por el cajón (el 4), se pegó a los palos como una lapa y, pronto equilibrado, empezó a galopar a todo lo que daba desde ese instante, logrando la cabeza a los pocos metros de salir y ganando autoritariamente. En el mismo vagón, junto a las tribunas, estuvieron sus escoltas, a saber, Society Rock (Rock of Gibraltar), a un cuerpo y gracias a una impresionante punta de velocidad, Kinsale King, a cuello y, a otro tanto, Fleeting Spirit, esta galopando en el “mal vagón”, lo que no le impidió aplicar su tremenda aceleración. La escasa remuneración que reportó la victoria del australiano se dijo era debida a una fuerte y postrera aportación de dinero sobre su probabilidad.

    Choisir, que era más como una vaca redonda que como un caballo y debía pesar una tonelada, eso sí, dotado de una velocidad natural fulgurante, es el autor de Starsp…., cuyo tipo es más largo y clasudo que el de su padre. Y parece tener gran porvenir. No en vano batió el record de la carrera y luego, también en el terreno que prefiere (bueno), ganó fácilmente la July Cup de Newmarket.

  • La temporada tiene aún mucho que dilucidar y, como hemos visto, se anuncia apasionante. Que todos la aprovechemos pues algo bueno ha de haber en este crítico y desesperanzado 2010.












  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite