masdehipodromos.com
martes 29 septiembre 2020



Francia - 15/07/03
LOOK HONEY bate el record
Bonita y disputada carrera a pesar del corto número de partants

Por CFGD

El tórrido calor que debían soportar los parisinos en el día de su fiesta nacional se plasmaba en la pista del hipódromo de Maisons-Laffitte que, del 3´2 medido por la mañana, pasaba a un 2´8 en la tarde. Terreno pues muy ligero. Ideal para rebajar tiempos en las distintas pruebas disputadas.

  • No es pues de extrañar que el record del Eugéne Adam –Grupo 2 que, como carrera principal, se corría en tal superficie- fuera batido por el ganador de la edición 2003, LOOK HONEY.

  • Contribuiría también a ello, en no poca medida, la carrera realizada por la inglesa SUN ON THE SEA que imprimió desde la salida un tren durísimo, lo que –de paso- nos permitía ver una carrera de verdad, corrida de principio a fin, un tipo de carrera en la que generalmente gana el mejor, cumpliendo así el principio básico del turf: la selección.

  • Un principio que los franceses parecen haber olvidado o que aparentan no haber conocido, como lo demuestra un sencillo análisis de los Grupos que se celebran en los hipódromos de su país y que no sólo atentan contra la finalidad de la actividad, sino contra un espectáculo que pierde belleza y calidad, dando lugar a resultados falsos y a que los hipódromos franceses estén, por lo general, patéticamente despoblados. Y si insistimos tanto sobre este grave problema que afecta a las carreras francesas no es –como malignamente podría creerse- con el único ánimo de criticar en sentido negativo a los vecinos -un ánimo que no pocos creerían regido por la envidia-, sino con el único deseo que nos mueve en cada letra que escribimos: el de que las carreras sean cada vez más grandes, cada vez más serias y extendidas para solaz del humano, sea de la nacionalidad que sea.

  • Todo lo anterior queda patente en infinitos ejemplos y no es el menor el del Eugène Adam celebrado ayer en el aniversario de la Revolución Francesa que –dicho sea de paso- debía ser una fecha a celebrar por todo el mundo occidental. Porque vean: con un lote ridículo por lo reducido –tan sólo seis partants- pudimos asistir a un espectáculo genuino, a una muy bonita carrera, disputada de verdad y en la que cada participante mostró sus virtudes y sus defectos, sin tácticas que encubrieran la realidad, dispuestos todos ellos a ganar o a obtener la mejor colocación posible. Conduce –ya lo decíamos- la inglesa SUN ON THE SEA -que, dicho sea de paso, físicamente es un “pedazo” de yegua, con una acción amplia y un tranco enorme- y lo hace como suelen en su tierra: a un tren duro y sostenido. La siguen el Aga Khan RIDAAR por los palos y un poco más al exterior el otro británico, INCH AGAIN, con LOOK HONEY en cuarto lugar, GARLINOTE detrás, cerrando el de Abdulla, KALABAR. Continúa de similar modo la carrera, con la única variación de que INCH AGAIN logra por fin ponerse segundo, desembocando en lugares de vanguardia en la recta, a toda pastilla, los dos ingleses y RIDAAR, mientras se aprecia que Thulliez ha avivado algo sobre KALABAR, en vista de lo poco que cedían delante. Es a falta de unos 500 metros cuando se declara la guerra y vemos que RIDAAN se emplea con ganas para rebasar a la británica –que está muerta-, lo mismo que hace Peslier sobre el otro inglés y, por fuera, con mucho más dentro, el local LOOK HONEY que, traído por el exterior, supera a todos y se pone el primero, faltando 250 metros para el poste. Vista la velocidad del remate del de Lerner, parece que la carrera ya está decidida, pero no hay nada de eso: Peslier sigue sacando a INCH AGAIN hasta la última gota de sus fuerzas que ya no son muchas y queda claro que no habrá de optar a los primeros puestos, Soumillon exige un plus a su montura que vuelve sobre LOOK HONEY y llega a superarle brevemente, pero cuando Lerner hijo se apercibe, le da un palo y el Sadler´s Wells vuelve a saltar y a liderar la carrera. Y mientras todo lo anterior ocurre, desde atrás por todo el exterior, surge Thulliez con KALABAR que, con una punta de velocidad fulgurante, rehace metros hasta llegar casi a la altura de LOOK HONEY, entablándose entonces la última lucha para dirimir supremacías, la más bonita, que LOOK HONEY resuelve a su favor, un corto cuello delante de su rival.

  • Magnífico caballo el ganador, montado con fe y energía por el joven Yann Lerner, que seguramente va a seguir mejorando y al que este terreno no convenía nada. En pista más blanda y sobre mayor distancia, en el otoño puede ser un enemigo de cuidado para los más laureados. Muy bien también KALABAR, con una punta de velocidad que parecía venir de su abuelo materno, Zafonic, que completa la mejor actuación de su vida. RIDAAR corre en su papel, cediendo bastante en un final en que terminaba a un solo paso, inferior a los dos primeros. INCH AGAIN hace lo que puede, terminando en un digno cuarto puesto con la ayuda de un Peslier tenaz, mientras GARLINOTE no confirma su pertenencia a este nivel de competición aunque en su descargo haya que señalar que estaba muy nerviosa desde los mismos cajones y ello puede haberle afectado a la hora de la verdad. Finalmente, la conductora queda última, arrastrada, muy lejos de su valor real, en lo que tiene toda la responsabilidad la disparatada monta que le dispensaba su jockey, D. Bonilla que, a mi juicio, no lo pudo hacer peor.








  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite