masdehipodromos.com
sábado 31 octubre 2020


Kieren Fallon lo explica: 3 Derbys en su cartera. Foto: Jesús de Miguel
Kieren Fallon y NORTH LIGHT. foto: Jesús de Miguel




Gran Bretaña - 08/06/04
DOBLETE de FALLON
Después de ganar el Oaks con OUIJA BOARD, Kieren Fallon se adjudica el DERBY por segundo año consecutivo

Todos los RESULTADOS de esta semana (RESULTS)

THE RED LINE (R) : DERBY GLORY FOR NORTH LIGHT (photo)
THE RED LINE (P) : HEAD NORTH AT EPSOM

Por CFGD

El sábado 5 de junio era el gran día, aquel en que los potros de tres años iban a dirimir supremacías, en Epsom, sobre aproximadamente 2400 metros, en el 225 Vodafone Derby Stakes.

  • El ambiente que se encuentra en Epsom el Derby-day merecería por sí sólo mucho más que las líneas que vamos a dedicar a esta crónica. Es un acontecimiento que supera el mundo del turf, una escena costumbrista, un estudio de la naturaleza humana en perfecta unión con esa fantástica obra de arte viva que es el caballo, a cuya innegable belleza se une la pasión, la fiesta, el jolgorio y el bullicio con que los más de 120.000 espectadores asistentes inundan esa parte del Condado de Surrey. Nadie –sea aficionado a las carreras de caballos o no- debe dejar de asistir a un día de Derby.

    Las tribunas de Epsom segundos antes del Derby. Foto: Jesús de Miguel

  • Con el terreno en perfecto estado y entre el clamor de la masa de gente que lo inunda todo, se da la salida, tomando el mando el único representante de O´Brien –insólita circunstancia- MEATH, con NORTH LIGHT y AMERICAN POST a sus alcances y colocados en posiciones de vanguardia PERCUSSIONIST, HAZYVIEW, GATWICK y PUKKA mientras que el favorito SNOW RIDGE circula de la mitad hacia atrás del paquete y el otro Godolphin, RULE OF LAW, cierra la marcha. Pocas variaciones significativas se producen a lo largo del recorrido si no es que, en la bajada, PERCUSSIONIST pierde acción quedando relegado a la octava posición. Al desembocar en la recta definitiva, esa enorme recta -700 metros- siempre ascendente, se aprecia que la carrera ya tiene dueño porque Fallon solicita a su montura a falta de 600 metros y se marcha hacia la meta, dando la impresión –que resultaría realidad- de que haría falta un Sir Ivor para poner en peligro su victoria y no había un Sir Ivor en el lote, ni mucho menos. MEATH desaparece por completo y se producen los ataques de varios elementos: el de AMERICAN POST primero que, siempre bien situado, presenta su candidatura, sosteniendo durante cien metros un galope serio, pero cediendo a falta de 300, en clara muestra de falta de aliento. Pese a todo, el de Mme. Head, termina con dignidad, eso sí, a un solo paso. Por fuera aparece muy veloz SALFORD CITY que completa unos metros fulgurantes, hasta topar con idéntico problema que el de Abdulla, su falta de stamina. Entretanto, HAZYVIEW presentaba su candidatura por los palos -realizando cien metros muy veloces pero infructuosos, evidenciando lo mismo que buena parte de los partants: el exceso de distancia- y PERCUSSIONIST, recuperado, lanzaba su ataque por los palos, superando no pocos problemas de tráfico en los que también se vería implicado el representante de J. Dunlop, LET THE LION ROAR, que acababa con mucho dentro (ese sí tenía los metros y era capaz de subir la cuesta), pero que se veía obligado a terminar por fuera con objeto de hallar un camino franco, lo que le llevaría a superar en los últimos trancos a PERCUSSIONIST, arrebatándole la tercera plaza. Y, entretanto, ¿Qué hacían los Godolphin? Pues RULE OF LAW comenzaría a ponerse en marcha, abandonando el farolillo rojo, en Tattenham, desembocando en la recta duodécimo para, a partir de ahí, iniciar “su” carrera, rematando con más fuerza y velocidad que ninguno hasta alcanzar la segunda plaza -venciéndose a la izquierda a la distancia, lo que permite suponer que también le viniera ancha-, quedando a cuerpo y medio del de Stoute pero sin poner nunca en riesgo su victoria. SNOW RIDGE, con un Dettori muy presionado encima –perseguido en los últimos días por la prensa, especializada o no, ante la posible inminencia de su primer triunfo en el Derby-, realizaría el recorrido en la segunda mitad del paquete, progresando en la curva hasta desembocar en séptima posición en la recta dónde, con vía libre para transitar, presentaba, a falta de 400 metros, un ataque que le llevaría brevemente a ocupar la segunda plaza, momento en que se le acabó el gas, llegando en séptimo lugar. En honor de Dettori, cabe señalar que podría haber estado más cerca e incluso haber obtenido alguna colocación de haberle sacado los higadillos a su montura pero –obviando su probable rabia- se comportó con profesionalidad, ahorrando al hijo de Indian Ridge un esfuerzo innecesario que probablemente le habría pasado factura en el futuro. En conclusión, el Derby 2004 registraría exactamente el mismo orden de llegada -en cuanto a los tres primeros-que su preparatoria más enjundiosa, el Dante Stakes –hecho que creemos se produce por vez primera en la historia-, aunque el superior metraje modificaría no poco las diferencias en meta. Vean: RULE OF LAW quedaba a medio cuerpo de NORTH LIGHT en el Dante y tres veces más lejos en el Derby, mientras que el caso de LET THE LION ROAR era justo el contrario, reduciendo a la mitad la distancia que cedía en la carrera de York que, recordemos, era sobre 2000 metros.

    La carrera del año, a 20 metros de su culminación. Foto: Jesús de Miguel

  • Ningún elogio debe regatearse a NORTH LIGHT, pese a que el lote no era el más selecto de la historia de la carrera. Hizo todo aquello que se le pidió y lo hizo bien. Tiene un físico espléndido, stamina para exportar, pedigree, paso, potencia, velocidad y clase pero su mayor virtud es un temperamento de oro, un carácter y manejabilidad Los 3 primeros regresan al paddock de ganadores. Foto: Jesús de Miguelimpropios de un pura sangre inglés. Paciente e imperturbable pese a la tumultuaria acogida que le dispensaban una vez pasada la meta, tanto los aficionados que se agolpaban a lo largo de todo el recorrido como, al ir a entrar al redondel de ganadores –un lugar verdaderamente especial-, un tropel de representantes gráficos ante los que NORTH LIGHT posaba impertérrito durante unos minutos, a instancias de Fallon. Luego, una vez desmontado Fallon, con la manta sobre su lomo, el hijo de Danehill se dejaba acariciar, sobar y besar por todos, incluidas unas niñas que debían ser las nietas de una Lady Weinstock en la que la alegría del momento se unía a la tristeza por la ausencia tanto de su marido como de su hijo, también desaparecido.

  • Excelentes también Stoute y Fallon. El primero, ensillando su cuarto Derby-winner, el segundo consecutivo y el segundo, alcanzando un hat trick que, sin duda, no termina aquí ya que ha adquirido la ciencia precisa para ganar en Epsom, la de Piggott: evitar problemas de tráfico, ir bien colocado en lugares cercanos a la cabeza y exigir a su montura a falta de 400 metros, táctica que no se puede hacer con cualquier individuo pero para la que NORTH LIGHT es el sujeto más apropiado que se pueda encontrar. Stoute confirma de alguna manera tal extremo al considerar fuera de lugar que se le atribuya a él el mérito de la performance del de Weinstock debido a que es un caballo sin la menor complicación, que se entrena sólo, que siempre cumple con lo que se le demanda, una perita en dulce para cualquier preparador.

    Kerrin McEvoy explica la actuación de RULE OF LAW a sus propietarios. Foto: Jesús de Miguel

  • Lo que más destaca de la 225 edición del Derby es la falta de stamina de la mayor parte del lote, causa del fracaso de algunos y de las performances insuficientes de otros. Un Derby requiere –como condición indispensable- tener stamina. No es una carrera de 2400 metros que pueda ganar –salvo casos excepcionales- un caballo sin esa característica, algo que sí puede suceder en un buen número de carreras sobre la milla y media. En el Derby, no. Fallon y Stoute tenían medio camino recorrido en ese aspecto y, a sabiendas de ello, realizaron la mejor táctica posible, conscientes de que su pupilo respondería sin quiebras a ella. No ocurría igual con muchos de sus enemigos ya que, a excepción de LET THE LION ROAR y de PERCUSSIONIST, los más cualificados estaban bajo sospecha de no hacer bien esta distancia y este recorrido. Y las sospechas pasaron a ser realidades incuestionables: la pista de Epsom sacaría a relucir todas las carencias y miserias de los implicados. Ni SALFORD CITY, ni SNOW RIDGE, ni HAZYVIEW, ni GATWICK, ni AMERICAN POST tienen los 2400 metros de Epsom. Y, por más que pueda escandalizar, a nuestro juicio, tampoco los tiene RULE OF LAW, un potro de mucha clase, excelente punta de velocidad y carácter manifiestamente mejorable que, el sábado en Epsom, se limitaba a hacer –de verdad- 1000 metros pero que nunca habría podido batir a NORTH LIGHT.

  • Sea como sea, aunque la mitad del lote fuera de dudosa calidad, aunque más de la mitad estuviera lejos de completar con éxito el recorrido, el Derby sigue siendo una carrera única, testigo inamovible del turf mundial desde hace doscientos veinticinco años sin que su prestigio haya sufrido el menoscabo alguno. Comencemos la cuenta atrás para el primer sábado del próximo mes de junio. En 2005.

    Crónica PREVIA de esta carrera (PREVIEW)

    Todos los RESULTADOS del 4 y 5 de junio (RESULTS)










  •  
    Quienes Somos | Staff | Turfinyoursite